Febrero es el mes en el que regresa el fútbol europeo en su máximo esplendor. La Champions League vuelve con el comienzo de su fase final. Los octavos dan el pistoletazo de salida y uno de los emparejamientos más atractivos de esta fase es el que protagonizan Real Madrid y Manchester City.

Noticias relacionadas

Todavía quedan 20 días para que llegue el momento de ver a ambos equipos sobre el terreno de juego y algunos futbolistas se perfilan para llegar ahí en plenas condiciones. Uno de los que ha tenido en duda poder enfrentarse al trece veces campeón de Europa es el citizen Leroy Sané.

El futbolista cayó lesionado durante el partido ante el Liverpool de la Community Shield el pasado mes de agosto. Entonces se especulaba con su posible traspaso al Bayen Múnich, mientras Guardiola le deseaba lo mejor: "Es un jugador joven que esperemos que se recupere bien. Está en las mejores manos posibles. Todo el mundo va a intentar ayudarle y hacerle sentir cómodo en los malos momentos, porque después de un mes o dos se sentirá solo".

Leroy Sané y Pep Guardiola durante un partido con el Manchester City. EFE

"No pensaba que se podría marchar. Siempre dije lo mismo, es nuestro jugador y no me dijo 'quiero marcharme', así que siempre he pensado que se quedaba con nosotros. Por esa razón jugó todos los partidos de pretemporada", dijo por aquel entonces el exentrenador de Barcelona o Bayern Múnich.

Objetivo Real Madrid

El futbolista alemán ha vuelto ya a los entrenamientos con el Manchester City y en su calendario está puesto en rojo que pueda estar disponible para enfrentarse al Real Madrid en los octavos de la Champions League.

"Será maravilloso cuando contemos con él", decía Guardiola. Ahora, el de Sampedor podría disponer de Sané si así lo desea en la eliminatoria ante los de Zinedine Zidane. Toda una final anticipada de la máxima competición continental.

[Más información - El Guardiola más 'reivindicativo': contra todos en rueda de prensa]