Nacho Fernández y Álvaro Odriozola han sido los protagonistas de una divertida campaña publicitaria por Navidad. Ambos eligen a uno de sus compañeros para hacerles un regalo que les va enseñando Chema Martínez. Un juego curioso que ha permitido que salgan a la luz algunos hobbies secretos de los jugadores del Real Madrid.

Uno de los más sorprendentes es, sin duda, el regalo para Fede Valverde. El uruguayo, que es el hombre de moda en el Real Madrid, tiene una afición que nadie más comparte con él en el vestuario a tenor de la reacción de Nacho y Odriozola.

Este no es el primer 'amigo invisible' que hacen en el vestuario del Madrid. El de verdad tuvo lugar en la cena navideña del equipo a la que acudió hasta Gareth Bale. Aquella cita sirvió como conjura en el vestuario y demostró el buen rollo que existe entre los jugadores blancos.

Entre los regalos más curiosos estuvo un palo de golf para Bale, un ladrillo para Mendy, unas pesas para Lucas Vázquez o un diccionario de español para Jovic.

[Más información: El 'amigo invisible' más divertido del Madrid: a Bale le regalaron un palo de golf]