El partido de la jornada 5 de Liga entre el Real Madrid y Espanyol se fue al descanso con un 1-0 favorable a los de Lopetegui que llegó tras un gol de Marco Asensio, un tanto que fue anulado en primera instancia por Mateu Lahoz y su asistente pero que segundos después el VAR dio por bueno.

Asensio hablando con Mateu

Noticias relacionadas

El delantero mallorquín aprovechó un remate mordido de Luca Modric desde la frontal del área que se coló entre las piernas de un defensa periquito y fue a parar al 20 del Real Madrid. Asensio tuvo tiempo de controlar el balón y cruzar el balón al palo izquierdo de Diego López.

El asistente tardó en levantar el banderín para señalar el fuera de juego. Se hizo el silencio en el Santiago Bernabéu a la espera de la decisión definitiva del VAR. Mateu Lahoz pidió calma a los jugadores y finalmente señaló el punto central para darle el 1-0 a los merengues, que se colocarían líderes de forma provisional a la espera de que finalice la jornada.

Muchos cambios en los dos equipos

Tanto Real Madrid como Espanyol salieron al césped del Santiago Bernabéu con un once atípico. En el caso de los blancos está justificado, ya que los de Lopetegui afrontan un final de mes en el que tendrán una alta concentración de partidos en muy poco tiempo. La visita al Sánchez Pizjuán entre semana, el derbi ante el Atlético de Madrid el próximo 29 de septiembre y la segunda jornada de la Champions League tres días después ante el CSKA Moscú son las próximas citas importantes.

Las principales novedades este sábado en la quinta jornada de Liga fueron la presencia en el equipo titular de Odriozola, que debutaba por primera vez en un partido oficial y Dani Ceballos. Los grandes sacrificados fueron Carvajal y Kroos, que no fueron convocados,Gareth Bale y Marcelo, que arrancaron desde el banquillo. Por parte del Espanyol la principal sorpresa fue las ausencias de Sergio García y Leo Baptistao en ataque.