El Milan quiere volver a ser uno de los protagonistas del verano. Sus movimientos durante el mercado estival de 2017 no ha dado sus frutos y la escuadra italiana marcha séptima en la clasificación de la Serie A con 57 puntos a 31 de la Juventus. La regeneración no ha cuajado y ya sondean el mercado en la búsqueda de nuevos refuerzos. Uno de los grandes objetivos es asegurar un potente ataque, ya que con tan solo 46 goles a favor están muy lejos de los equipos que se sitúan en lo más alto de la tabla, pero incluso Sampdoria o Fiorentina -por detrás en la clasificación- suman más goles a estas alturas del curso. O el caso del Unidese que lleva el mismo números de tantos marcados y se encuentra en la posición 14.

Noticias relacionadas

Calciomercato revela el plan de los rossoneri para volver a estar en la élite de Italia e ir colándose así también en la de Europa. Para ello, el principal objetivo del Milan es el delantero del Real Madrid. Durante el partido de vuelta de las semifinales de la Champions League entre el equipo blanco y el Bayern Múnich, Mirabelli estuvo en el Santiago Bernabéu para espiar de cerca a Benzema. Como alternativas al ariete francés, los milanistas barajan otros nombres como los de Dzeko y Belotti.

SALIDAS PARA DEJAR HUECO

En el Milan saben que para incorporar a nuevos jugadores primero hay que dejar salir. Por ello, esperan que futbolistas cedidos como Bacca -en el Villarreal- y M'Baye Niang -en el Torino- sean vendidos a título permanente. Además, también esperan vender a Kalinic por unos 20 millones de euros. El Schalke estaría muy interesado en hacerse con sus servicios.