El enfado en el Real Madrid es mayúsculo por el tratamiento que han dado algunos medios al penalti de Benatia sobre Lucas Vázquez. En el club blanco no entienden cómo grupos de comunicación españoles han hablando incluso de robo histórico, mientras que los más importantes de Italia no han dudado en afirmar en que había falta del defensa de la Juventus sobre el jugador merengue. Una situación que ha creado un gran malestar en las oficinas del Santiago Bernabéu por lo que consideran un gran ataque contra la honorabilidad de la entidad merengue. 

Noticias relacionadas

EL MENSAJE DE ZIDANE

Además, Zidane ha sido el encargado de expresar públicamente la visión del Real Madrid sobre el asunto. El técnico se ha convertido también en portavoz en la rueda de prensa previa ante el Málaga. El francés ha afirmado que "da vergüenza que se hable de robo". Además, el entrenador ha explicado el motivo por el que se ha producido esta campaña de desprestigio: "Lo que estamos haciendo molesta a mucha gente". 

Zidane en la rueda de prensa previa al partido ante el Málaga

EL CABREO DE LOS JUGADORES

Según ha podido conocer El Bernabéu, la opinión de los jugadores es la misma que la de Zidane. Un peso pesado del vestuario incluso va más allá que su entrenador al afirmar en privado que hay medios de comunicación y periodistas que no quieren que ganen la tercera Champions consecutiva. El enfado del vestuario con el tratamiento informativo del penalti realizado por algunos medios es incluso mayor que el de los dirigentes madridistas. El propio Isco se convirtió en la voz de la plantilla al publicar un tuit este viernes en contra del programa de Juanma Castaño en la Cadena COPE. Algunos de sus compañeros como Carvajal o Theo Hernández no dudaron en mostrar su apoyo al malagueño retuiteando dicha crítica. 

Isco, en el Real Madrid-Juventus

LA RESPUESTA DE LA PLANTILLA: GANAR LA CHAMPIONS

La sensación existente tanto en el club como en la plantilla es que están solos contra todos. Que mientras el Barcelona recibe siempre un trato de favor por todos los medios de comunicación, hay algunos que solo intentan desestabilizar y atacar constantemente al Real Madrid. Lo cierto es que la campaña después del penalti solo ha servido para unir más que nunca a todos los integrantes de la entidad blanca, especialmente a la plantilla en busca del objetivo de levantar La Decimotercera. Ahora el máximo objetivo de Zidane y sus hombres es hablar en el campo y conseguir el hito histórico de ganar la Champions por tercera vez consecutiva, algo que nunca ha sucedido en el fútbol moderno y que no se da en la máxima competición continental desde el Bayern de los años 70 (1973-1976).