El Real Madrid y 'Edy' Tavares están de enhorabuena ya que en una temporada tan complicada como la actual, han sido reconocidos con un importante premio que al menos consuela, en parte, todo el esfuerzo derrochado por intentar alcanzar la ansiada Final Four en un curso donde las lesiones y las salidas están marcando la hoja de ruta de los blancos. 

Noticias relacionadas

El pívot caboverdiano del Real Madrid ha sido elegido como el 'Mejor Defensor' de la competición tras la conclusión de la fase regular y de los playoffs. Tavares, que recibe apodos tan peculiares como 'el muro' o la 'torre de Maio', se ha vuelto a consolidar como una amenaza para todos los rivales del equipo blanco. 

Su buen hacer defendiendo el aro le ha servido para arrasar en este prestigioso y valorado premio, no solo por sus compañeros y aficionados, sino sobre todo por todos los entrenadores que siempre le dan un valor especial a las defensas y a proteger la propia canasta para construir a partir de ahí sus equipos. 

Edy Tavares (Real Madrid) ante Moermann (Anadolu Efes) Euroleague

Tavares se ha convertido en los últimos años en uno de los jugadores más determinantes de toda Europa. Desde que recalara en el Real Madrid para tapar las bajas de jugadores como Randolph o Ayón, el pívot caboverdiano ha ido creciendo en su juego y en su físico hasta ser uno de los mejores jugadores de Europa

Llegó como un jugador capaz de sumar debido a su impresionante altura, 2,20 metros, y su imponente envergadura, y ha ido incorporando registros en su juego que le han convertido en una pieza clave para Pablo Laso. Ha mejorado y mucho ofensivamente, tanto desde el tiro libre como jugando de espaldas al aro o en algunos lanzamientos liberado. Además, es una amenaza constante para los aros y un seguro en los palmeos. 

Reboteando tampoco tiene rival, ya que su altura y sus largos brazos le permiten llegar hasta donde nadie más puede. Y su gran especialidad, los tapones, están a la orden del día. Es el jugador que más 'gorros' pone de la Euroliga rozando los dos por partido y casi nadie se le escapa vivo cuando pisa la zona del Real Madrid. Además, algo que también influye en su valor defensivo, es que es una amenaza constante para los tiradores y penetradores, que rectifican sus lanzamientos o terminan cambiando de idea cuando le sienten cerca porque saben que el tapón les espera. Cada equipo que juega con el Real Madrid reduce sus porcentajes de acierto por el miedo que provoca Tavares. 

Su gran mejoría

Además, el pívot del Real Madrid es cada vez más determinante en todas las facetas del juego. Este año ha promediado casi 12 puntos y 8 rebotes por partido para más de 18 de valoración, lo que le ha permitido terminar en el Top5 de jugadores más valorados de la temporada. Por si esto fuera poco, cada vez está incorporando más registros a su juego como la capacidad para asistir cuando juega rodeado de quintetos pequeños, sacar la bola con acierto cuando está inmerso en la lucha por el rebote o agilidad de manos para los robos, sorprendiendo a aquellos que quieren esconderle la bola bajándola cerca del suelo. 

Tavares, que ya ganó este premio en el año 2019, último año en el que se entregaron los premios individuales, ya que en 2020 todo quedó suspendido por la pandemia, se ha convertido en el cuarto jugador de la historia en repetir galardón en este apartado tan valorado y prestigioso. 

[Más información: Trey Thompkins dice adiós a la temporada: operado de su rodilla izquierda]