Victoria del Real Madrid ante Lenovo Tenerife en un partido complicado, pero que los de Pablo Laso llegaron a tener encarrilado. La buena muñeca en el exterior de los isleños les metió en el partido e incluso les puso por delante. [Narración y estadísticas: Real Madrid 84-76 Lenovo Tenerife]

El conjunto merengue llegaba con el hándicap del agotamiento físico. Y no es para menos tras sus últimas jornadas. Los de Laso, en apenas unos días, han pasado por el triunfo ante Fenerbahçe, la marcha de Deck a la NBA y una victoria agónica ante el Barcelona en el Palau. Pero ganar en El Clásico apenas tendría efecto de perder ante Tenerife, de ahó la complicación de un partido en el parqué y también en el aspecto mental.

Los de Laso, pese a todo y ya con Poirier en la grada, comenzaron de la mejor manera posible. Tavares se hacía con el dominio absoluto de la pintura tanto en ataque como en defensa y el Real Madrid, aprovechando esa superioridad, se marchaba rápidamente con un 10-2. Abalde no permitía bajar el nivel y desde el triple daba mayor ventaja al conjunto merengue, que vería en la mano de Laprovittola el 16-7 desde el perímetro.

Sin embargo, y aunque tardó, Vidorreta consiguió despertar a los suyos por medio de Sulejmani. Buen movimiento de balón, pista muy abierta y Tenerife que recortaba hasta el 16-10 con un Tavares que sumaba su segunda falta. Como en el Palau, ese era su principal problema en el partido. Garuba, funcionando incluso en el cinco, supo suplir al caboverdiano pese a su duelo con Shermadini. Y, tras una pillería de Llull, el Madrid cerró desde el tiro libre el primer cuarto con 24-16.

Los puntos escaseaban y el ritmo no terminaba de favorecer al Real Madrid. El juego estaba muy lento y Tenerife veía opciones de castigar. Cómo no, con Sulejmanovic y su mano en el exterior (24-21). Ni un canastón de Vukcevic, en racha tras su exhibición ante el Barça, bastaban para despertar a los merengues. De hecho, Laso tenía que parar el partido tras el empate a 26 de Sergio Rodríguez. Tenerife hasta se puso por delante aprovechando la caraja madridista, que sin encontrar ningún acierto en el triple se veía claramente estancado en la anotación.

Y es que fue desastascar el perímetro -con dos de Alocén-, y el Real Madrid mejoró en el partido. Con el rival sin desaparecer de pista, el líder se marcharía a vestuarios con un 38-38 que dejaba muy vivo a Lenovo Tenerife. Sin excesivo acierto, sin apenas contraataques y con un partido lo suficientemente trabado como para que los isleños sacaran adelante la oportunidad.

El guion continuó intacto tras el descanso. El Real Madrid parecía despegarse con un 48-40 tras pasar por vestuarios. El partido seguía lento y una trifulca entre Taylor y Shermadini alargó algo más la noche. Los colegiados repartieron culpas y el marcador apenas cambió. Es más, Laprovittola conseguía acertar desde el perímetro para empujar al Real Madrid a un parcial de 17-6 en lo que iba de cuarto. Una técnica a Pablo Laso recortó al 57-48 y el Madrid consiguió irse a los diez finales con ventaja suficiente como para no perder el duelo (59-49).

Locura y fondo de armario

El Real Madrid pasó por una montaña rusa durante el último cuarto. Los diez de ventaja se esfumaron gracias a un bombardeo triplista de Marcelinho y Doornekamp, que dieron vida a Tenerife hasta empatar a 59 e incluso adelantar, con un triple de Fran Guerra, para el 61-62. El Real Madrid se veía sorprendido por un rival que nunca se dio por vencido en el WiZink Center.

Sin embargo, la confianza merengue era suficiente como para mantener el pulso. Garuba replicaba también con un triple y Carroll, en pista, le daba al Real Madrid ese punto picante en ataque. El de Wyoming, tanto en el perímetro como a media distancia, y acompañado de un gran Laprovittola borró del mapa la remontada. El escolta puso el +6 a tres minutos y el Real Madrid no cayó en la trama en los minutos del miedo. El líder sigue intratable.

Real Madrid 84-76 Lenovo Tenerife

Real Madrid: Laprovittola (21), Abalde (7), Taylor (5), Tyus (2), Tavares (15) -quinteto inicial-, Causeur, Rudy, Garuba (10), Llull (3), Carroll (13), Vukcevic (2) y Alocén (6).

Lenovo Tenerife: Huertas (23), Salin (1), Doornekamp (7), Cavanaugh, Guerra (6) -quinteto inicial-, Fitipaldo (6), Shermadini (15), Sulejmanovic (12), López, Rodríguez (6) y Yusta.

Parciales24-16 | 14-22 | 21-11 | 25-27

Árbitros: Jordi Aliaga, Alberto Sánchez y Joaquín García. Sin eliminados.

Incidencias: partido de la trigésima primera jornada de la Liga Endesa disputado en el WiZink Center (Palacio de los Deportes) de la Comunidad de Madrid, sin espectadores por la pandemia de coronavirus.