Gabriel Deck es una muestra más de la gran gestión que está realizando el Real Madrid con la sección de baloncesto. El alero argentino ha triunfado en su país defendiendo los colores de San Lorenzo y su fichaje por la entidad merengue, revelado en exclusiva por EL BERNABÉU, ya ha sido confirmado por el propio jugador.

Noticias relacionadas

En una conversación con Colonia Dora, un programa argentino, reconoce que tiene que viajar a la capital española para firmar su contrato y pasar el reconocimiento médico. "Tengo que irme en una semana para hacer la revisión médica y para tratar de cerrar todo allá", asegura el joven de 23 años. Entre los detalles que faltan está ese examen físico y la rúbrica del acuerdo, aunque no habrá problema alguno. "Aproximadamente quieren que firme por tres años, pero no nos vamos a adelantar, antes tenemos que hacer la revisión", dice humildemente Deck.

Deck recibe el MVP entre lágrimas. Foto: Twitter (@SanLorenzo).

El 'Tortu' tendrá una oportunidad de oro en un equipo donde, además, se reencontrará con un amigo y compañero de selección como Campazzo. Esta es una de las razones por las que Deck veía los partidos del Real Madrid. "Me alegro que haya podido ganar dos títulos", asegura. Y es que, para él, "cuando uno empieza este camino" siempre se quiere "llegar a lo más alto y, después de la NBA, el Madrid es uno de los más altos de toda Europa".

Esa conexión entre estrellas de la Albiceleste tomará forma en las próximas semanas, cuando el Real Madrid comience el trabajo de la temporada 2018/2019. Por ello, Deck intentará "hacer un gran trabajo" y hacerlo junto al Facu para "dejar el baloncesto argentino en lo más alto". Su admiración por el base va más allá y se sitúa como uno de los ejemplos que han tumbado el mito de que "los pequeños no pueden jugar al basket".

UNOS NÚMEROS DE ESTRELLA

Deck ha puesto punto y final a su etapa en San Lorenzo de la mejor manera posible. Fue el MVP de la final de la Liga Nacional, torneo que su ya pasado equipo levantó por tercer año consecutivo. Sin embargo, también ha logrado ser el mejor de la fase regular, el mejor jugador 23 o menos años y el mejor argentino de toda la competición.