España volvió a tocar la gloria. Los chicos de Scariolo se coronaron este domingo bajo el cielo de Pekín al ganar el Mundial de baloncesto. El rival fue Argentina, pero no pudieron frenar el tornado español. Ricky Rubio se confirmó siendo elegido el MVP de la final y del campeonato.

Noticias relacionadas

La portada del diario Sport (16/09/2019)