El crack francés se está replanteando su futuro tras la eliminación en la Champions. Según Mundo Deportivo, el francés se arrepiente de no haber elegido al Barça en su día y su clásula es de 120 millones de euros, algo asequible para un grande.