El vestuario del Real Madrid, más fuerte que nunca.