Fede Valverde es el actor diferente en la película de los Clásicos de esta temporada. Dentro de los presuntos secundarios de la gran producción que es esta cita, el jugador del Real Madrid aspira a poder convertirse en protagonista ante la ausencia de Eden Hazard y esa noticia sería más que buena para Zinedine Zidane y para toda la plantilla.

Noticias relacionadas

El uruguayo sigue completando una gran temporada y Zidane volverá a confiar en él este domingo. Si hay alguien que ha acaparado los focos en lo que va de año futbolístico es él. Y este protagonismo está más que justificado teniendo en cuenta su rendimiento. Es una de las mejores noticias en los blancos y buscará su confirmación en El Clásico de este domingo.

A pesar de sumar un mes de febrero en el que no ha marcado tantas diferencias, el centrocampista gozará de la confianza para ganar la batalla del centro del campo en el Santiago Bernabéu. Aunque los problemas blancos están siendo en la parte atacante, los centrocampistas pueden cambiar esta circunstancia a base de dominar el encuentro y aportar goles llegando desde la segunda línea.

Fede Valverde y Zinedine Zidane, en el Real Madrid - Atlético de la final de la Supercopa de España EFE

La experiencia del primer Clásico

Valverde no faltó a la cita de la primera vuelta para será titular por primera vez en un Clásico. En ese encuentro demostró por qué es uno de los hombres de moda en toda Europa, pero se quedó con la espina del empate final. Hizo todo bien, por lo que no tiene hueco el reproche por no conseguir el triunfo, y simplemente con repetir su actuación pondría muy de cara las opciones blancas este domingo.

Con esa experiencia llega al encuentro del Santiago Bernabéu donde sabe que por su derroche físico pasan gran parte de las posibilidades del Real Madrid. Ese dominio que ejerce a través de la presión, recuperar balones y salir al galope superando rivales con su fantástica conducción será la que Zidane le pida antes de saltar al césped este domingo en busca del asalto al liderato.

El Real Madrid necesita de su mejor forma ante el Barça para sacar un resultado positivo. Es uno de los líderes en silencio del equipo de esta temporada y con su temperamento es un ejemplo para el resto de sus compañeros. Ese ímpetu que ha demostrado es parte del ADN que quieren los madridistas en cada uno de sus jugadores.

Fede Valverde, contra el Barcelona EFE

Factor diferencial

Ya sin Hazard, será el argumento de Zidane para sorprender a los de Quique Setien. La baja del belga ha supuesto que el peso de la responsabilidad caiga sobre otros compañeros. A Valverde esta mochila no le molesta, de hecho, ese carácter es esencial a la hora de que el técnico francés delegue su confianza en determinados jugadores sobre el terreno de juego.

Al contrario que la primera vuelta, los azulgrana buscarán dominar el encuentro a través del balón. Por eso su labor defensiva se antoja fundamental para buscarles las cosquillas. La llegada de Quique Setién al banquillo del Barça ha cambiado las tornas y, aunque el Madrid de Zidane siempre sale a dominar, seguramente se vea una versión más replegada e intentando aprovechar las carencias en la salida del balón que ha demostrado el equipo culé.

Con el Santiago Bernabéu de su lado, Valverde quiere doctorarse en los Clásicos y vivir una noche mágica en el coliseo blanco con su primera victoria ante el Barça. La confianza de la hinchada blanca se la ha ganado a base de su fútbol y su carácter, pero ahora quiere que los resultados también le acompañen para afianzarse en el primer escalón futbolístico mundial.

[Más información: El comparador: así llegan los onces de Real Madrid y Barcelona a El Clásico]