El Real Madrid ha pasado de vivir una etapa dulce, llena de confianza y en la que todo salía a pedir de boca, a caer en Copa del Rey ante la Real Sociedad, perder el liderato ante el Levante (1-0) y dejar dudas sobre los terrenos de juego. Todo ello sumado a la recaída que vivió Eden Hazard en el césped del Ciudad de Valencia, volviendo a dejar a Zidane sin su gran estrella.

Noticias relacionadas

Eden Hazard se retira lesionado ante el Levante REUTERS

Ahora, el Real Madrid ha perdido al belga y el equipo necesita una alternativa para jugar en esa posición: un jugador creativo que actúe como socio de Benzema en ataque. Algo que ha hecho que Isco Alarcón vuelva a la palestra. 

Isco, la alternativa a Hazard

El malagueño está siendo uno de los mejores jugadores del Real Madrid esta temporada. El '22' está viviendo uno de sus mejores momentos desde que aterrizó en el conjunto blanco en 2013; todo ello después de una primera vuelta difícil donde no se empezó a erigir como titular hasta el partido ante el PSG en noviembre.

El ex del Málaga ha vivido una auténtica montaña rusa en los últimos meses: de suplente a titular y de posible salida a pieza importante. Pero por si fuera poco, ahora tenía que afrontar semanas complicadas. Y es que el regreso de Hazard ponía en jaque el buen momento de Isco, ya que la ausencia de la Copa del Rey apretaba más los onces y el malagueño podía perder minutos.

Fede Valverde e Isco celebran un gol en El Sadar

A pesar de todo, el '22' no ha titubeado y ha sabido mantenerse firme. Ante el Levante volvió a ser uno de los mejores del Madrid, a pesar de que fue un partido en el que los blancos cayeron por la mínima y perdieron el liderato de La Liga en favor del Barcelona

Isco es clave en el ecosistema que plantea Zidane: posesión, control y creatividad ofensiva. El malagueño es el jugador que conecta la medular y la línea ofensiva. Esta temporada no está teniendo mucha competencia desde que comenzó a despuntar en el ecuador de la primera vuelta, ya que James Rodríguez está desaparecido y Luka Modric debe ser dosificado con cautela. 

Un 'clon' del belga

Hazard era su mayor rival por la titularidad, pero la lesión del belga vuelve a afianzar al '22'. Isco es lo más parecido al '7' que tiene Zidane: un jugador que puede jugar en banda izquierda o por detrás del delantero centro. Un centrocampista con alma de atacante, y viceversa, con predilección por el juego interior y capacidad de regate, desborde y un último pase con el que habilitar a sus compañeros. El socio perfecto que necesita Benzema. 

Isco celebra el gol

Zidane debe aprovechar el buen momento del malagueño para reconducir la temporada esta semana ante Manchester City y Barça. Dos partidos claves en los que Isco tiene la oportunidad de volver a a brillar con luz propia en noches claves. Y es que la fase final de la Champions y el segundo Clásico de la temporada pueden definir el éxito o el fracaso del proyecto merengue. 

[Más información: El bajón del Real Madrid en cuatro claves: los problemas antes de la gran semana]