Este sábado el Real Madrid tendrá que hacer frente al primer derbi de la temporada. Los encuentros contra el Atlético de Madrid siempre desprenden un aroma especial. Se trata de fechas que están marcadas en rojo en el calendario y Zidane lo sabe. Algo que ha hecho que los blancos hayan preparado el partido con mimo, cuidando a los titulares del equipo para la contienda. 

Noticias relacionadas

Así ocurrió contra Osasuna. Los navarros visitaron el Bernabéu el pasado miércoles con motivo de la jornada intersemanal que se disputaba estos días. Zidane tuvo que hacer gala de su capacidad de gestionar el vestuario y dar minutos a los menos habituales. Una maniobra estratégica para afrontar el derbi con garantías. 

Esto se explica en que el Real Madrid no se puede permitir ni el más mínimo desgaste, más allá de lo estrictamente necesario. Y es que desde el inicio de pretemporada las lesiones han golpeado duramente al equipo. Jugadores como Mendy, Isco, Modric, Marcelo, Brahim, James, Hazard, Rodrygo, Asensio o Courtois han pasado por la enfermería; algunos incluso más de una vez. De hecho, Marco todavía sigue en el dique seco tras su aparatosa dolencia tras romperse el el ligamento cruzado anterior y el menisco externo de su rodilla izquierda.

Isco y Modric, a punto

Ahora, después de varias semanas teniendo que recomponer sus esquemas de forma constante por las bajas, Zidane ha comenzado a respirar. El técnico francés está viendo como algunos de sus futbolistas más importantes de la plantilla comienzan a reincorporarse al grupo. Algo vital para afrontar el derbi con fondo de armario suficiente. 

Isco y Modric realizaron buena parte del último entrenamiento y se encuentran en la final de su recuperación, por lo que podrían tener algunos minutos en el derbi. Se trata de dos piezas importantes para Zidane con vistas a las necesidades que se pueda encontrar en el partido contra los colchoneros. 

Isco se ejercita parcialmente con el grupo

De hecho, el malagueño ha sido una de las piezas revulsivas más importantes para el francés en su trayectoria en el banquillo del Real Madrid. Un futbolista con el que desatascar o controlar partidos en la recta final de los mismos. 

Marcelo, de vuelta 

Por otro lado, Marcelo estará también totalmente disponible para el derbi. El brasileño se lesionó recientemente sufriendo una "cervicodorsalgia postraumática" y el Real Madrid comunicó en su parte médico que el jugador iba a estar 10 días de baja. Un tiempo que se cumplía este jueves y que dejaban al defensa recuperado para jugar. 

Marcelo vuelve a entrenar

El mayor problema que tiene ahora Marcelo es que, al igual que Isco y Modric, no tiene ritmo de competición. Sin embargo, el conjunto blanco tiene en cuadro el lateral zurdo con la reciente lesión de Mendy y Nacho Fernández se verá obligado a desempeñarse en el carril izquierdo de la zaga. Algo que deja al brasileño como posible recambio en la segunda parte, con vistas a desatascar el partido contra el Atlético de Madrid si fuera necesario como él acostumbra. 

[Más información: Zidane: "¿El Madrid de ricos y el Atleti de pobres? Aquí la gente madruga y trabaja mucho"]