El pasado verano el Real Madrid tuvo una ventana de transferencias de lo más movida. La 'operación salida' dejó varias despedidas a título definitivo y otras que no son más que un 'hasta luego'. Pero también llegaron hasta seis caras nuevas a lo largo del mercado de fichajes, entre las que destaca la de Hazard. Pero volviendo a los jugadores que abandonaron el Santiago Bernabéu, la actualidad se centra en la figura de Reguilón.

Noticias relacionadas

El canterano llegó al primer equipo de la mano de Julen Lopetegui en el verano de 2018. El que fuera seleccionador de España no dudó a la hora de reservarle un puesto en la primera plantilla merengue, aunque en el inicio de la 2018/2019 apostó por Marcelo como titular habitual. Esto cambió cuando el de Asteasu dejó su sitio, tras un mes de octubre para olvidar, a Solari.

El técnico de Rosario llegó con las ideas muy claras y no le tembló el pulso cuando tuvo que sentar a pesos pesados como Isco o el propio Marcelo por su bajo estado de forma. Reguilón fue abriéndose paso en la rotación madridista hasta el punto de ser un habitual en los onces para los partidos más importantes con Santiago Hernán Solari a los mandos del equipo.

Sergio Reguilón con el Real Madrid.

Sin embargo, su situación dio un nuevo vuelco cuando el argentino fue destituido en el mes de marzo y regresó Zidane al banquillo merengue. El técnico galo apostó por recuperar la mejor Marcelo y eso hizo que el lateral 'de la casa' fuese relegado a un segundo plano. Después de eso llegó la confirmación del fichaje de Ferland Mendy y de ahí a la confirmación de la cesión de Sergio Reguilón al Sevilla.

Centrado en su nuevo club

El nombre del canterano blanco vuelve a estar en boca de todos ya que este domingo el Real Madrid visita el Sánchez Pizjuán. El defensa puede jugar el partido, ya que no hay ese bloqueo de cursos pasados en el que los cedidos no podían jugar ante el equipo merengue. Por este motivo ha concedido una larga entrevista al diario MARCA, en el que ha dejado claro que no está obsesionado con volver a Concha Espina.

"Solo pienso día a día y lo que tenga que venir, vendrá", ha asegurado un Reguilón que está dejando muy buenas sensaciones en el Sevilla, al que, precisamente, dirige Julen Lopetegui. El futbolista ya sabe lo que es marcar con su nuevo equipo, pero ha adelantado que no habrá celebración si marca un gol contra el Madrid. Sergio está centrado en su progresión y en seguir sumando minutos. Quién sabe si el próximo verano vuelve a la que es su casa. Por el momento, él no pierde la cabeza.

[Más información - Radiografía a los cedidos del Real Madrid: los 13 comodines de cara a 2020]