Neymar está a tiro del Real Madrid. El delantero brasileño quiere salir a toda costa del PSG y, mientras el Barcelona es incapaz de llegar a un acuerdo con el club parisino, el nombre de la entidad merengue empieza a sonar con más fuerza. El Madrid espera a que se rompan las negociaciones entre culés y galos para entrar en escena.

Noticias relacionadas

El astro brasileño es el golpe de efecto que necesita el Real Madrid tras no haber convencido durante la pretemporada. Fichar un top 5 mundial en estas condiciones es una oportunidad de mercado única y por eso el Madrid se lanzaría a por su fichaje llegado el caso. Si acaba vistiendo de blanco, su figura provocará varios movimientos en la plantilla de Zidane.

[Última hora sobre Neymar: las negociaciones del Real Madrid y Barça con el PSG para su fichaje]

Lucas Vázquez, el gran damnificado

Si Neymar llega, alguien tiene que salir. El Madrid tiene diez delanteros en nómina y hace cuentas para que Zidane tenga seis o siete disponibles. El gran señalado es Lucas Vázquez que se vería empujado fuera del equipo por culpa de las caras nuevas y la irrupción de jóvenes como Vinicius o Brahim a los que el club considera intocables. Tiene ofertas y el Madrid no pondría problemas a su marcha que se podría cerrar a través de un traspaso o, incluso, una cesión.

Lucas Vázquez pasa reconocimiento médico con el Real Madrid

Bale, aún más difícil

Otro que tiene que salir antes del cierre de mercado es Gareth Bale. La situación del galés es aún más crítica que la de Lucas, puesto que Zidane no cuenta con él. El técnico francés ya le comunicó antes del final de la temporada pasada que debía buscarse un nuevo destino, algo que al final no se ha acabado dando. Bale se sigue viendo de blanco, pero la realidad es que para que venga Neymar, él tiene que salir sí o sí. Es una pieza clave en la operación salida junto a James y Mariano.

Paciencia con Vinicius

Zidane no termina de dar paso a Vinicius. Prefiere a Isco como se ha visto durante la pretemporada y que el técnico francés ya ha demostrado en el pasado, con casos como el de Asensio, que no le gusta correr con los más jóvenes. La llegada de Neymar ayudaría a alejar de los focos a Vinicius y que no hubiera tanta polémica en torno a su suplencia. Sin presión y desde la segunda línea, Vinicius buscaría convencer a Zidane. En ningún caso será usado como moneda de cambio.

Neymar y Vinicius, juntos en Brasil. Foto: Instagram (@davidbrazil)

Encajar a Hazard

Hace unos meses ya se le planteó a Zidane en rueda de prensa la posibilidad de contar con Hazard y Neymar en su equipo. El primer aterrizó a comienzos de verano y el segundo está a tiro. La posición natural de ambos es el extremo izquierdo pero, a priori, no debería suponer un problema para Zidane. Sería Neymar el que cuenta con más papeletas para partir desde ese lado, desplazando a Hazard a la derecha o a la mediapunta. Neymar también puede jugar de delantero centro.

Rodrygo, un comienzo en el Castilla

Rodrygo sería otro 'sacrificado' por la llegada de Neymar al Madrid. Al brasileño no le quedaría otra que empezar la temporada en el Castilla, aunque a día de hoy parece tomada la decisión de que así sea. Neymar todavía no ha obtenido la nacionalidad española y hasta que lo hiciera (que no tardaría mucho) completaría el cupo de extracomunitarios junto a Vinicius y Militao. Rodrygo, por tanto, no podría estrenarse con el primer equipo en partido oficial hasta que Neymar dejara libre su plaza.

[Más información: Lucas Vázquez se une a la operación salida del Real Madrid]