El capitán Sergio Ramos, que no jugó el domingo pasado el amistoso contra la Roma, se incorporó este martes al entrenamiento del Real Madrid, que prepara su debut liguero contra el Celta, el sábado en Balaídos.

Noticias relacionadas

La plantilla madridista regresó al trabajo en la Ciudad Real Madrid en una sesión matinal a puerta cerrada. Ramos, informó el club, completó toda la sesión con el grupo, mientras que Rodrygo trabajó en el interior de las instalaciones.

Los lesionados Asensio, Mendy y Brahim continúan con sus procesos de recuperación. El francés compaginó trabajo sobre el césped con balón y en el interior de las instalaciones, mientras que el último completó una parte con el grupo. El técnico, Zinedine Zidane, contó con los jugadores del Castilla Altube y el japonés Kubo en una sesión que comenzó con calentamiento sobre el césped.

Kubo e Isco se ejercitan de cara al Celta de Vigo

Posteriormente, los blancos llevaron a cabo diversos ejercicios en los que compaginaron trabajo físico con balón, continuaron completando varios ejercicios de circulación de balón y presión y finalizaron con diversos partidos en un campo de reducidas dimensiones, explicó el club en su página web.

[Más información en: Confirmado el árbitro que dirige el Celta - Real Madrid de la jornada 1 de La Liga]