Marco Asensio vivió la cara más amarga del fútbol cuando en el minuto 64 del encuentro contra el Arsenal se rompió el ligamento cruzado anterior y el menisco externo de su rodilla izquierda. Estará al menos seis meses de baja y dice prácticamente adiós a la temporada 2019/2020 cuando aún no ha comenzado de forma oficial.

Noticias relacionadas

El Real Madrid está en shock. La lesión de Asensio ha sido un duro palo tanto para Zidane como para las altas esferas. El balear estaba llamado a pelear con Vinicius e Isco un sitio en el once. Este debía ser su curso y para ello había renunciado a la sub21. Quería llegar en las mejores condiciones posibles a la pretemporada y así se lo había demostrado al técnico francés en los primeros entrenamientos.

Su cuarto de hora contra el Arsenal era una evidencia del buen momento físico que vivía. No solo por el gol que había servido para empatar, sino porque había sido protagonista en todas las acciones peligrosas del Real Madrid. Sin embargo, el infortunio iba a hacer que sufriera la lesión más grave de su carrera. 

Marco Asensio se lesionó de gravedad contra el Arsenal

Ahora el Real Madrid se debate entre varias opciones de cara a ocupar el puesto que estaba reservado para Asensio esta campaña y no perder potencial ofensivo. La primera de ellas es realizar un fichaje y acudir al mercado. El club blanco tiene claro que no pagará un traspaso solo por cubrir un hueco, pero ahí está el nombre de Neymar

El brasileño está esperando una llamada del Real Madrid ante los problemas económicos del Barcelona, tal y como informó EL BERNABÉU. Vería con buenos ojos vestir la camiseta blanca y el PSG ha puesto al delantero en el mercado. Sería una operación de más de 200 millones. No se puede descartar del todo, ya que en la entidad merengue se sigue afirmando que "hasta el 2 de septiembre puede pasar de todo".

Gareth Bale mira al suelo durante el partido frente al Arsenal REUTERS

Otra opción que tiene el Madrid es frenar la salida de Gareth Bale. El galés parecía que no iba a volver a jugar con el equipo blanco y, finalmente, terminó haciéndolo contra el Arsenal y marcando un gol. En el club no quieren malvender a un futbolista de la talla de Bale, aunque su relación con Zidane hace que su continuidad parezca una misión imposible a estas alturas. 

Vinicius sería el protagonista de la más probable y, por ahora, última alternativa. Dar galones de titularísimo al brasileño y apostar por él nuevamente a sus solo 19 años. En su primera temporada en el Real Madrid enamoró al Santiago Bernabéu, aunque todavía le falta por mejorar la técnica a la hora de definir. En el club merengue confían mucho y se apunta que no sería descabellado ver a Vinicius asentado con un rol importante. 

La lesión de Asensio abre una época de reflexión en el Real Madrid los próximos días. La plantilla ofrece más alternativas como Brahim o Rodrygo, que podrían contar con más minutos. La operación salida también se ha visto frenada de momento hasta que se decida cuál es el plan a seguir y la decisión que toman Florentino Pérez, José Ángel Sánchez y Zinedine Zidane.