El Real Madrid ha confirmado la peor de las noticias: Marco Asensio sufre una rotura de ligamento cruzado anterior y de menisco de su rodilla izquierda. El balear se rompió en el partido contra el Arsenal y se marchó del campo en camilla entre lágrimas. Un acción fortuita apenas 20 minutos después de haber saltado al campo.

Noticias relacionadas

Horas después, tras la primera exploración, ya se pudo conocer la mala noticia que ahora se confirma. El club anuncia que será operado en los próximos días y se calcula que podría estar de baja en torno a seis y nueve meses. Una triste noticia que habrá caído como un jarro de agua fría dentro del vestuario blanco.

"Tras las pruebas realizadas a nuestro jugador Marco Asensio por los Servicios Médicos del Real Madrid se le ha diagnosticado una rotura del ligamento cruzado anterior y del menisco externo de su rodilla izquierda. El jugador será intervenido quirúrgicamente en los próximos días", rezaba el comunicado emitido por el Madrid en su página web.

Esta se trataba de la cuarta temporada de Asensio en el primer equipo del Real Madrid. Tras dos años a las órdenes de Zidane, como una de las piezas importantes de la segunda unidad, el curso pasado le llegó su momento para tener un rol protagonista pero le penalizó el mal año del equipo en general. Ahora afrontaba una pretemporada con muchas ganas de reivindicarse y habiendo sido hasta ahora uno de los nombres destacados del verano.

Marco Asensio se retira en camilla durante el partido frente al Arsenal

Los primeros mensajes de apoyo al futbolista no tardaron en llegar, tanto de sus compañeros como de la Selección. Una de las grandes preocupaciones de Asensio será ahora tratar de llegar a la próxima Eurocopa, que se disputará durante el verano de 2020. Si se confirma que se pierde toda la temporada tendrá difícil acudir a la cita tras todo el curso en el dique seco.

Ahora se abre un periodo de debate dentro del Real Madrid, que deberá decidir cómo cubre el hueco que deja Asensio en el equipo. Aparecen tres escenarios posibles: confiar en los que ya tenían un sitio asegurado en el equipo (Vinicius, Rodrygo...), frenar alguna salida (Bale, James...) o lanzarse a por un fichaje (¿Neymar?).

[Más información: Los escenarios del Real Madrid y Zidane tras la lesión de Asensio]