En el fútbol hay dos variables capitales que determinan el éxito o el fracaso: marcar goles y evitar encajarlos. En esta última el Real Madrid está bien cubierto con Thibaut Courtois en portería, pero la primera generaba muchas críticas en torno al potencial ofensivo del conjunto blanco. Sobre todo a raíz de la marcha de algunos de sus delanteros más contrastados.

Noticias relacionadas

Desde que Cristiano Ronaldo abandonó el Real Madrid en el verano de 2018, poniendo rumbo a la Juventus de Turín por 100 millones de euros, el conjunto blanco se resintió notablemente en la faceta goleadora. El portugués dejaba en Chamartín un vacío importante después de 450 goles en 438 partidos. 

La carencia de estas cifras generaron incertidumbre en la parroquia merengue, lo que se acrecentó con el inestable bagaje deportivo, de sensaciones y resultados, que el Real Madrid protagonizó durante la temporada 2018/2019, en la que quedó apeado de la Champions y la Copa de forma vespertina. 

Ahora el objetivo de la cúpula del Real Madrid es devolver la ilusión a su afición con un megaproyecto deportivo que lleve al club a la senda del triunfo en la que estaba inmerso. Para ello, Zidane, capitán general del equipo desde que Florentino Pérez le sacó de su retiro espiritual, tiene que encajar las piezas y crear un equipo competitivo de nuevo.

Mejorar los registros ofensivos

Uno de los grandes retos de Zidane, del que dependerán en buena parte sus éxitos, será optimizar al máximo el rendimiento de sus atacantes para conseguir buenas cifras en el apartado goleador. El club le ha brindado al técnico nuevos fichajes para la delantera, todo ello con el objetivo de apuntalar el nuevo proyecto.

Hazard, Jovic y Rodrygo se han sumado a los Benzema, Asensio y Vinicius. Seis futbolistas para tres posiciones, duplicando puestos. Un plan que aún podría tener a Mbappé como posible guinda de final de mercado, ya que aunque el francés no es una necesidad, sí es un anhelo blanco.

Durante toda la temporada 2018/2019 esta terna de futbolistas consiguió un total de 83 goles. Unas cifras que comienzan a acercarse a épocas no tan pasadas en Chamartín; cuando la 'BBC' hacía de las suyas por Europa, consiguiendo 'Orejonas' para las vitrina del Bernabéu.

Jovic 

Luka Jovic se señala el escudo durante la presentación REUTERS

El más exitoso goleador de todos los nuevos fichajes es Luka Jovic. El delantero serbio anotó 27 goles en 48 partidos en las filas del Eintracht de Frankfurt; aunque aún más destacable fue su participación en la Europa League, donde anotó 10 tantos en 14 partidos. Un delantero que parece hecho para brillar en el viejo continente, el territorio fetiche del Real Madrid. 

Hazard-Rodrygo 

Rodrygo Goes y Eden Hazard.

Por su parte, Eden Hazard, el primer galáctico del nuevo proyecto de Florentino, consiguió 21 goles en 52 partidos; mientras que Rodrygo, que llega al Madrid como apuesta de futuro, anotó un tanto en sus apenas cuatro encuentros en la máxima categoría del fútbol brasileño con el Santos. 

Benzema

Benzema celebra un gol con el Real Madrid REUTERS

En la plantilla madridista, Karim Benzema fue el más determinante de todos. El francés dio un paso al frente tras la salia de Cristiano y se erigió como comandante en jefe de la ofensiva merengue, llegando a conseguir 30 goles en 53 partidos. Unas cifras que, unidas a la confianza de Zidane, convierten al ex del Olympique de Lyon en el líder del ataque del Real Madrid para el próximo curso. 

Asensio-Vinicius 

Vinicius Júnior y Marco Asensio.

Vinicius y Asensio son los otros dos atacantes blancos que estarán en el Real Madrid la próxima temporada. El brasileño brilló la pasada temporada como apuesta de presente y futuro del club, llegando a anotar 7 goles en 36 partidos, mientras que el ex del Mallorca anotó un gol menos en ocho partidos más. 

Un total de 83 goles, sin sumar otros que pudieran llegar desde la medular o la zaga con jugadores como Kroos, Modric, Marcelo o Ramos. Pero por si fuera poco, si Pogba aterrizara en el Real Madrid se podrían sumar los 16 goles que el galo consiguió anotar con el Manchester United en la 2018/2019. 

En el caso de que Mbappé terminara aterrizando en Concha Espina este verano, la cifra se dispararía. El atacante francés ha conseguido anotar 39 goles en 43 partidos con el PSG. Una cifra que le ha llevado a estar en disputa con Leo Messi por la Bota de Oro hasta el último momento.

Zidane deberá trabajar con los precedentes goleadores de la 2018/2019 e intentar que cada jugador iguale o mejore sus números de cara al próximo curso. De esa manera el potencial ofensivo del Real Madrid se podría disparar y superar la barrera de los 130 goles (138 para ser exacto) solo en la delantera, algo que bien seguro se reflejaría con títulos. 

[Más información: El Madrid prepara la mayor 'operación salida' de la historia para hacer hueco a grandes fichajes]