El Real Madrid ya conoce el precio de Christian Eriksen. Ni más ni menos que 150 millones de euros tendrán que desembolsar los blancos si quieren sacar al centrocampista danés del Tottenham Hotspur.

Noticias relacionadas

Eso es, al menos, lo que afirma el diario británico Mirror. La dureza de Daniel Levy, presidente del conjunto inglés, a la hora de negociar es de sobra conocida. Más aún por el Madrid, que lo 'sufrió en sus carnes' a la hora de firmar a Luka Modric en 2012 y Gareth Bale en 2013.

Si el galés ya supuso el fichaje más caro de la historia del club español, con 101 millones de euros, Levy pretende hacer del danés el tercer traspaso más costoso de la historia tras los de NeymarKylian Mbappé, por quienes el Paris Saint-Germain desembolsó 222 y cerca de 180 millones respectivamente.

Eriksen, en un partido del Tottenham Reuters

En el caso de Eriksen, el hecho de que acabe contrato en el verano de 2020 -es decir, que en poco más de un año podría cambiar de club de manera completamente gratuita- no asusta al directivo británico, que está dispuesto a sacar todo lo que pueda por el danés.

Este llegó a los spurs en 2013 procedente del Ajax de Amsterdam a cambio de 13,5 millones de euros -es decir, diez veces menos de lo que pide Levy por él actualmente-. Esta temporada suma 38 partidos disputados, ocho goles anotados y doce asistencias repartidas.

Alternativa a Pogba

Sus buenos números han llamado la atención del Madrid, quien ve en el internacional con Dinamarca al posible heredero de Luka Modric. No obstante, el regreso de Zinedine Zidane al banquillo del equipo merengue ha relevado a Eriksen a un segundo plano.

El galo prefiere a su compatriota Paul Pogba como fichaje estelar para el centro del campo, y aunque el equipo blanco mantiene un ojo puesto en el danés, actualmente no es más que una opción secundaria.

[Más información: La Juventus se entromete entre Eriksen y el Real Madrid y hará una oferta]