El Clásico se iba al descanso con la victoria por la mínima del Barcelona tras el gol de Rakitic. La tensión, sin embargo, la puso un último encontronazo entre Sergio Ramos y Messi. Los futbolistas protestaron la acción al colegiado, señalando que había existido agresión del capitán del Real Madrid

Noticias relacionadas

Gerard Piqué protesta a sus compañeros REUTERS

Así, la primera mitad finalizó y los futbolistas de uno y otro bando enfilaron el túnel de vestuarios. Es ahí donde se vio un nuevo gesto de Gerard Piqué hacia la grada del Santiago Bernabéu -y también hacia el palco-. El catalán hizo el gesto de hablar con las manos en dos ocasiones, generando una nueva polémica.

Un nuevo episodio para el enfrentamiento histórico entre el Real Madrid y Piqué. La afición blanca pitó al azulgrana en cada jugada en la que tocaba balón durante la primera parte del encuentro. Asimismo, las declaraciones del central tampoco ayudan a mejorar esta relación. El último capítulo tuvo lugar el pasado viernes, a raíz de la victoria del conjunto azulgrana de baloncesto frente al equipo blanco.

"Iríamos un poco mejor como país"

Tras el choque, Gerard publicó un polémico mensaje en sus redes sociales. El jugador utilizó el catalán para provocar al Real Madrid, que pasó a llamarlo 'Reial Madrid'. Sin embargo, únicamente se trata de un gesto más por parte de Piqué a los merengues.

En el encuentro del pasado miércoles declaró que "si dedicaseis más tiempo a hablar del juicio a los presos políticos en vez de al VAR, que es súper injusto y la gente de España pudiera ver un poco más lo que pasa, iríamos un poco mejor como país". No obstante, no es la primera vez ni será la última que Piqué se posiciona en relación a la independencia de Cataluña.

[Más información en: Sergio Ramos ve al amarilla en El Clásico: no estará ante el Valladolid]