El Real Madrid, hace solo unas semanas, sufría una plaga de lesiones que lastraban al equipo, sobre todo, en ataque. El conjunto blanco se quedaba solo con Karim Benzema, Vinicius Lucas Vázquez para formar la línea ofensiva del conjunto blanco. Sin embargo, por suerte para el cuadro merengue, este mal momento ha pasado y ya cuenta con todos sus jugadores disponibles.

Uno de los futbolistas que cayeron lesionados fue Gareth Bale. El galés sufría unas molestias desde principio de año que le hizo perderse buena parte del mes de enero. Pero el 'Expreso de Cardiff' ya se ha recuperado y es uno más del grupo, tanto en los entrenamientos como en los partidos. De hecho, frente al Espanyol en La Liga y el Girona en la Copa del Rey ya disfrutó de sus primeros minutos partiendo desde el banquillo. Además, su vuelta no pudo ser mejor, consiguiendo marcar un gol al conjunto catalán.

Santi Solari ha querido ir con cuidado con Bale. El argentino quiere evitar cualquier susto que pueda acabar en recaída del galés, y la jugada no le ha podido salir mejor. El '11' madridista se está sumando poco a poco al equipo en estos partidos para ir cogiendo el ritmo competitivo. Ahora, al jugador le queda dar el último salto para terminar de alcanzar el cien por cien de su forma física y poder rendir a su mejor nivel.

Gareth Bale

Clave para la maratón de febrero

Tras disfrutar de sus primeros minutos ante el Espanyol y el Girona, Bale tiene ante el Alavés la última oportunidad para terminar de ponerse a tono antes del inicio de la serie de duelos de máximo nivel de febrero. El duelo de este domingo permitirá al galés sumar más minutos a su contador y estar en perfecto estado para los duelos que le espera al Real Madrid durante las próximas semanas.

Solari quiere contar con el mejor Bale para los partidos que se presentan en la Copa del Rey, La Liga y la Champions League. El '11' merengue siempre ha sido clave para el argentino en su esquema junto a Benzema en la delantera, y solo esta última lesión le hizo dejar de contar con el futbolista en el once inicial. Por ello, su recuperación es una gran noticia de cara a esta serie de partidos.

Tener a Bale a su mejor nivel aseguraría contar ante el Barcelona, el Atlético de Madrid y el Ajax con un peligro constante para las defensas rivales. Su velocidad, su desborde y la capacidad goleadora que tiene serán claves para terminar esta serie de duelos con buen pie y con un buen balance de victorias y la clasificación para la final de la Copa del Rey.

Bale y Benzema celebran un gol Reuters

Bale, necesario para acompañar a Benzema

En estas últimas semanas sin Bale, el Real Madrid ha contado con la mejor versión de Benzema. El francés vive un gran momento de forma y está siendo el mejor del equipo en los últimos partidos del conjunto blanco. Cuando más le necesitaban, el galo ha sabido tirar del carro para llevar al equipo al mejor momento de la temporada, algo que les ha permitido seguir peleando por los tres títulos.

Sin embargo, a pesar de la brillantez del juego del ex del Olympique de Lyon, el '9' madridista no puede tirar solo del equipo. Benzema no puede aguantar solo al equipo a nivel goleador y necesita al mejor Bale a su lado para continuar en la buena línea marcada en los últimos partidos. Contar con esta versión del exjugador del Tottenham será clave para el buen camino que pueda llevar al Real Madrid en los próximos partidos y en la lucha por los tres títulos que todavía tienen en juego, y que esperan conquistar el mayor número posible.

[Más información: Bale calienta El Clásico de Copa recordando la final de 2014]