El Real Madrid ha vivido situaciones extrañas esta temporada. El conjunto blanco ha visto como jugadores importantes de la plantilla no han logrado sacar todavía su mejor versión, y como otros menos habituales han logrado hacerse un hueco en el equipo. De hecho, desde la llegada de Santi Solari esta tendencia se ha ido acrecentando hasta conseguir que todos los jugadores se sientan importantes.

Noticias relacionadas

Este es el caso de Marcos Llorente. El centrocampista vive al fin un momento dulce en el conjunto blanco. Tras un inicio de temporada difícil, al nivel de los cursos pasados, el canterano se ha hecho un hueco y es uno de los jugadores revelación de la plantilla, pasando de ser un mero complemento que apenas jugaba a tener un rol importante en el equipo.

Solari decidió apostar por Llorente tras la lesión de Casemiro, y el mediocentro ha respondido a su entrenador con creces. El brasileño dejaba un hueco importante en el centro del campo que su compañero ha sabido cubrir a la perfección a base de trabajo y su buen hacer en los últimos partidos con el Real Madrid.

Santiago Solari, durante la semifinal del Mundial de Clubes REUTERS

Uno de los jugadores más utilizados por Solari

En los últimos partidos, Marcos Llorente es un jugador imprescindible para su entrenador en la medular. La última muestra fue el partido ante el Kashima Antlers de este miércoles. El canterano volvió a ser titular, al igual que en los últimos partidos, y cuajó una gran actuación.

La ayuda constante en defensa de Llorente fue clave para que el conjunto japonés no creara mayores problemas que las ocasiones que tuvieron. Durante los 90 minutos sus coberturas y su sacrificio fue constante, dejando claro una vez más que se deja la piel en cada partido. Pero esto no acaba aquí, ya que en la final podría volver a ser parte del once ante los escasos minutos que ha jugado Casemiro hasta la fecha, precisamente solo los que disfrutó este miércoles.

De ser así, Llorente seguiría sumando minutos a su ya abultada cantidad en los últimos partidos. El centrocampista es uno de los jugadores más utilizados por Solari en los últimos partidos. Hasta la fecha, el canterano ha jugado 643 minutos, y solo es superado por jugadores como Thibaut Courtois, con 720, o Sergio Ramos, que alcanza los 824 minutos. Sin embargo, está a la par de sus compañeros en la medular. Toni Kroos ha jugado 645 minutos, debido en gran parte a la lesión que le tuvo de baja tras la Roma,Luka Modric suma solo 640, lo que deja claro el rol que se ha ganado sobre el terreno de juego.

Marcos Llorente, en el Huesca - Real Madrid de La Liga

Su continuidad, fuera de toda duda

Hasta hace solo un mes y medio, Marcos Llorente tenía un futuro de lo más incierto. De hecho, todo apuntaba a que en el próximo mercado invernal podría marcharse cedido a alguno de los numerosos equipos que estaban interesados en hacerse con sus servicios de cara a la segunda parte de la temporada.

Sin embargo, esta situación también ha dado un giro de 180 grados. Si bien sus escasos minutos de principio de temporada le hacían plantearse hacer las maletas, el nuevo panorama hace que su continuidad en el equipo haya quedado fuera de toda duda. Llorente siempre había querido tener minutos, por eso se marchó al Alavés cedido, donde brilló, en lugar de subir directamente al primer equipo, algo que no había cambiado. Pero ahora los tiene y es importante, lo que hace que un cambio de aires no esté en la mente de ni del futbolista ni del club en este invierno.

Solari cuenta ahora con dos futbolistas de total confianza para ocupar la posición de mediocentro. El extécnico del Castilla puede intercalar ahora a Marcos Llorente y Casemiro sabiendo que, ponga al que ponga, el equipo no se resentirá, lo que da tranquilidad al entrenador para lo que resta de temporada.

[Más información: El Inter de Milán insiste en el fichaje de Kroos para la temporada que viene]