Este martes debuta el equipo del exjugador Francesco Totti, la Roma, contra el campeón de Europa, el Real Madrid, a las 21:00 horas en el estadio Estadio Olimpico. El equipo italiano hará una homenaje al exfutbolista, en el que le ingresarñan en el "Hall of fame" de la Roma, es decir, en el salón de la fama del equipo italiano, considerándole una leyenda.

Noticias relacionadas

No es una casualidad que este homenaje se celebre en este partido, ya es un acto simbólico en un partido ante un rival que el propio Totti en su libro 'Un Capitano', estuvo en el punto de mira del presidente del Real MadridFlorentino Pérez.

Primer intento de fichaje 

Francesco Totti pudo llegar  a vestir la camiseta blanca dos veces pero al final rechazó ambas oportunidades. El primer intento por parte del club merengue fue el 11 de septiembre del 2001, en el descanso de un Roma - Madrid, Florentino Pérez habló con Franco Sensi, expresidente de la Roma, para que le dejara irse al equipo blanco, el presidente del cuadro italiano finalizó el asunto con una respuesta irónica: "¿Qué es, una broma?".

Totti y Sergio Ramos, una relación más allá de la rivalidad

Segundo intento de fichaje 

El presidente del Real Madrid no se olvidó del jugador italiano ni por un momento,  mientras el 28 de septiembre de 2004 se disputaba otro Real Madrid - Roma, con victoria del equipo blanco. Florentino Pérez volvió a intentarlo, algunas de los jugadores blancos hablaron con el italiano para decirle: "Supimos que pronto seremos compañeros", cuando solo le quedaba un año de contrato con la Roma. Totti volvió a rechazar al equipo blanco, pese a que ponían una gran cantidad de dinero sobre la mesa, el club le daría por aquellos tiempos entre doce y quince millones de derechos de imagen. Totti no se lo podía creer: "una locura, yo habría sido el mejor pagado del mundo".

A pesar de todo lo que el club ofrecía a Totti nunca llegó a jugar en el Real Madrid, le fue leal y fiel al Roma: "no iré al Madrid, no es mi historia. Mi historia es Roma", aseguraba. Cuando el italiano jugó su último partido en el Bernabéu, la afición le despidió con honor y él, como agradecimiento, llevó 30 camisetas que entregó "a las estrellas de aquel equipo fantástico". Además, afirma que "mi orgullo se multiplica al ver su alegría al recibirlas. Marcelo me hizo reverencias", narra en su libro. Cuando Florentino fue a despedirse de él le agarró y le dijo:"Miradle, este es el único futbolista que me dijo que no". Una de las camisetas más especiales fue la que le dio a Sergio Ramos, que fue la última elástica con la que Totti jugó. La relación de ambos siempre fue especial, y el italiano llegó a asegurar que "juega en el Madrid desde 2005, el año en el que estuve a punto de llegar yo también. En algún universo paralelo, debo haber sido su capitán...".

[Más información: Horario internacional y dónde ver el Roma - Real Madrid]