Solari sonriente

Solari sonriente EFE

Fútbol REAL MADRID

La Champions League, el último reto a afrontar por Solari

El inicio de esta temporada en el Real Madrid fue prometedor. El conjunto blanco, a pesar de la derrota en la Supercopa de Europa, jugaba bien con el estilo que quería implantar Julen Lopetegui. El técnico vasco conseguía que su equipo funcionara, incluso realizó frente a la Roma en la Champions League el que fue, para muchos, uno de los mejores partidos de los últimos tiempos.

Sin embargo, a partir de ese encuentro, todo fue cuesta abajo. En el último mes la situación del Real Madrid cambió completamente. En La Liga, en el duelo frente al Espanyol, consiguieron sumar tres puntos, pero las sensaciones no fueron buenas. Y el resto de encuentros posteriores fueron a peor, hasta la derrota en el Camp Nou por 5-1.

Esto hizo que la afición empezara a desencantarse con un equipo que generó ilusión a principio de curso. Tanto fue así que la entidad de Chamartín decidió prescindir de Julen Lopetegui y buscar un cambio en el banquillo. El elegido fue Santiago Solari, y en poco más de una semana ha dado la vuelta a esta situación.

Santiago Solari, en el banquillo del Santiago Bernabéu

Santiago Solari, en el banquillo del Santiago Bernabéu REUTERS

Ha devuelto la felicidad al Madrid

Solari llegó al Real Madrid como recambio temporal, sin embargo, a fuerza de trabajo, está consiguiendo convencer a todos. El argentino ha conseguido con solo dos partidos que la situación del equipo, al menos en el plano de resultados, haya cambiado totalmente, haciendo que tanto el club como los aficionados confíen en sus capacidades.

El exfutbolista merengue comenzó su andadura contra el Melilla en la Copa del Rey. Si bien no era el rival más exigente, los blancos necesitaban una contundente victoria que hiciera que un mal inicio comenzara a pesar en las espaldas de Solari, algo que consiguieron con el contundente 0-4 que les deja con pie y medio en la siguiente ronda de la competición.

Sin embargo, su primera prueba de fuego seria fue el partido contra el Valladolid en La Liga. Solari tenía la misión de conseguir una victoria que diera tranquilidad al equipo y les devolviera a la senda del triunfo. Y lo volvió a conseguir. Sin embargo, hay un aspecto que todavía debe trabajar, el juego del equipo. Si bien es cierto que los resultados han acompañado, la mejor base para poder trabajar, el juego todavía debe mejorar para terminar de acallar todas las críticas.

Su buen hacer con la plantilla

Lopetegui nunca tuvo ningún problema con la plantilla merengue. Sin embargo, algunos jugadores del Real Madrid habían pasado desapercibidos con el técnico vasco, incluso en algunos casos habiéndolo hecho bien cuando habían tenido oportunidades. Esto también ha cambiado con el extécnico del Castilla.

Solari ha dado importancia a varios jugadores que, de manera sorprendente, no tuvieron grandes oportunidades con su anterior entrenador. Este es el caso de Álvaro Odriozola, que siempre cumplió cuando saltó al campo, pero que desapareció en los últimos del exseleccionador en el banquillo merengue. También Reguilón sufrió algo parecido a pesar de la confianza inicial para formar parte de la primera plantilla madridista.

Vinicius junto a su entrenador Santiago Solari

Vinicius junto a su entrenador Santiago Solari EFE

Sin embargo, si hay un jugador que ha notado el cambio de entrenador, ese ha sido Vinicius. El brasileño ya es un jugador más en la primera plantilla blanca gracias a Solari. Mientras que Lopetegui le dio unos minutos frente al Atlético de Madrid y el Alavés, el argentino le ha dado la oportunidad de demostrar lo que vale en sus dos primeros encuentros con el Real Madrid, lo que ha hecho que la afición pueda comprobar que tiene una futura estrella mundial en su equipo.

La Champions, el próximo reto

Solari ha comenzado con buen pie, sin embargo, todavía le queda un reto por delante: la Champions. Es la competición más importante para el Madrid, campeón en las últimas tres ediciones. Este curso el inicio ha sido irregular, por lo que necesitan un triunfo para dejar perfilada la clasificación para los octavos.

Un triunfo ante el Viktoria Pilsen, además, asentaría a Solari en el puesto, en su debut en la máxima competición europea, y devolvería finalmente la fe en un equipo que quiere remontar la mala situación de las últimas semanas con Lopetegui.

[Más información: Viktoria para la reválida europea de Solari en el Madrid]