La llegada de Lopetegui al Real Madrid ha revolucionado el plan de Zidane. Se mantienen la mayoría de las piezas pero el nuevo técnico está adaptando el esquema a su gusto y ha dado una vuelta al fútbol practicado durante toda la etapa del técnico francés en el banquillo.

Noticias relacionadas

Lopetegui ha dado un giro al papel de varios de sus futbolistas dentro del campo. Ceballos ahora juega más cerca del área, Benzema actúa casi de falso '9'... pero sobre todo en estos primeros compases se ha podido observar como quiere que Kroos juegue en una posición más retrasada, en la de '5', y sea quien lleve la manija del equipo más que nunca.

Vuelta a su origen en el Real Madrid

Esta posición no es nueva para Kroos que ya jugó tan atrás en su primer año en el Real Madrid con Ancelotti en el banquillo. El técnico italiano posicionó de '5' al alemán escoltando a Modric y James por delante. El desempeño del centrocampista teutón en esta posición fue muy bueno, pero en aquel entonces llegaba de jugar casi de mediapunta en el Bayern y en la selección alemana. Cuatro años después, el alemán está totalmente adaptado a su rol en el Real Madrid  y de '5' puede sacar su mejor rendimiento.

Contra el Getafe fue el centrocampista más retrasado y el reloj del equipo. Midió los tiempos de sus compañeros y comandó en la medular con una mayor presencia. Desde 2009, el Real Madrid solo había tenido tanta posesión en un partido en tres ocasiones y ninguna de ellas había sido con Zidane. Los datos de Kroos, de paso, fueron increíbles: 98% de acierto en 118 pases. Una precisión casi total que permitió al equipo dominar a su rival de principio a fin.

Kroos y Ramos luchan por un balón durante el partido contra el Getafe EFE

La idea primaria de Lopetegui es tener el balón y dominar la posesión para ahogar al contrario; ahí, Kroos es único en el mundo. El alemán ha demostrado que sabe manejar los compases del partido y tanto en el Real Madrid como en la selección germana ha ido cobrando mayor protagonismo.

La posición en la que Lopetegui quiere implementar a Kroos en su esquema no cambiará los planes que tiene con el resto de centrocampistas. Modric seguirá dando el toque de magia y es el mejor socio para el alemán. Isco es fundamental para el nuevo entrenador y ocupará la mediapunta, al tiempo que puede actuar en la banda. Ceballos adelantará su posición y su función se asemejará a la de Isco. Por detrás, Valverde -el remplazo ideal del '8'- y Llorente, aunque en su caso su continuidad no está asegurada.

Casemiro, el gran perjudicado

El gran perjudicado del nuevo papel de Kroos es Casemiro. El brasileño verá reducida su participación en el equipo después de ser imprescindible para Zidane. El técnico francés refrendó la confianza que Rafa Benítez puso en él cuando regresó del Oporto y en las últimas tres temporadas fue casi inamovible del once titular merengue.

Casemiro defendiendo un balón ante Koke REUTERS

Con Lopetegui seguirá siendo importante y habrá partidos en los que será imprescindible. Sin embargo, la sensación es que Lopetegui prescindirá de él más a menudo que lo visto en los últimos años en post de apostar por Kroos como '5' y el control total del balón. Esto no quiere decir que Casemiro y Kroos no tengan cabida juntos en el once. Son compatibles en el doble pivote de Lopetegui y el alemán también puede seguir jugando ocasionalmente por delante del brasileño.

Lo que está claro es que Lopetegui está decidido a sacar el mayor rendimiento posible a su plantilla y no tiene miedo a retocar el equipo campeón de las tres últimas ediciones de la Champions League. Por el momento, queda claro que Kroos será más 'Káiser' que nunca en el Real Madrid.