Courtois, Keylor y Lunin

Courtois, Keylor y Lunin

Fútbol REAL MADRID

La mejor portería del mundo: el Real Madrid se asegura la próxima década

Noticias relacionadas

El Real Madrid ha logrado el fichaje de Courtois para su portería. El anuncio tan esperado llegó por fin este miércoles a solo un día del cierre del mercado en Inglaterra. El Chelsea, finalmente, acabó cediendo y tanto el fichaje de Kepa como la cesión de Kovacic le acabó convenciendo para acabar permitiendo la marcha de su guardameta a cambio de 35 millones de euros.

El club blanco ficha al que fuera el Guante de Oro del pasado Mundial de Rusia. En dicha competición, Courtois dio un paso más en su carrera alcanzando las semifinales del Mundial y siendo fundamental para su selección. Pero Courtois lleva años siendo uno de los porteros más contrastados del mundo. En el Atleti se dio a conocer -ganando dos premios Zamora consecutivos- y en el Chelsea se ha asentado en la élite tras cuatro temporadas en la Premier League.

Courtois, un salto de calidad de presente... y futuro

El fichaje de Courtois es un salto de calidad ya en el presente, pero lo es más aún con vistas al futuro. Ha firmado hasta 2024 -seis temporadas- y hasta entonces, el Madrid se asegura contar con uno de los mejores porteros del mundo. Su fichaje era una oportunidad irrechazable. Su precio era muy asequible en relación a su calidad y teniendo en cuenta que Keylor Navas cumplirá 32 años el próximo mes de diciembre era una ocasión que no se podía dejar pasar.

Thibaut Courtois, nuevo jugador del Real Madrid

Thibaut Courtois, nuevo jugador del Real Madrid

Dos porteros de primer nivel para un sitio

Precisamente, Courtois competirá en su primera temporada por el puesto con Keylor Navas. Pese a todos los rumores, el tico ha decidido quedarse para luchar por el que ha sido su sitio durante las tres últimas temporadas. Ningún club en el mundo tiene una portería así y, sin duda, dos de los mejores guardametas de toda la historia convivirán este año bajo las órdenes de Julen Lopetegui.

Keylor sigue contando con la confianza del club -de ahí que dejarán su futuro en sus manos-. El portero de las tres Champions, pese a las dudas puntuales que ha dejado estas dos últimas temporadas, es innegable que es también de los mejores en su puesto. Lleva insistiendo en su continuidad durante meses. Se siente muy ligado al club y es muy querido en el vestuario. La profesionalidad es su sello y es una cualidad que en el Madrid no quieren prescindir.

Keylor Navas durante un entrenamiento en la pretemporada del Real Madrid

Keylor Navas durante un entrenamiento en la pretemporada del Real Madrid Reuters

La próxima generación: Lunin y Moha

Pero el Madrid ve más allá de Courtois y Keylor y ya está listo para la siguiente generación. Ahí es donde aparece el nombre del ucraniano Lunin. Procedente del Zorya, llegó también este verano a cambio de 16 millones de euros. Desconocido por muchos, es considerado como una de las grandes promesas del continente a sus 19 años. Los informes de Lunin en el club son ilusionantes después de volver imbatido de la gira por Estados Unidos. Ha convencido a Lopetegui y puede tener un sitio como tercer portero, aunque también podría buscar minutos para no frenar su progresión a través de una cesión.

Lunin, durante un partido con el Real Madrid. Foto: Instagram (@lunin_oficial)

Lunin, durante un partido con el Real Madrid. Foto: Instagram (@lunin_oficial)

Y la cantera viene pisando fuerte con un nombre propio: Moha Ramos. De la generación del 2000, este jugador ya sabe lo que es formar parte del primer equipo tras la grave lesión que sufrió Luca Zidane el año pasado. En La Fábrica todos alucinan con este portero tan ágil pese a su altura. Aún le falta por madurar pero tiene lo que hay que tener para triunfar. Este año su sitio estará en el Castilla de Solari.

Casilla y Luca se quedan sin sitio

Quienes no les quedará más remedio que salir serán dos de los porteros de Zidane la pasada temporada: Kiko Casilla y su hijo Luca. El primero ha perdido su sitio con la llegada de Courtois y tendrá que buscarse un hueco fuera tres años después de su vuelta a casa. Mismo caso para Luca que ha estado desaparecido en los planes de Lopetegui desde su llegada.