El Real Madrid levantando La Duodécima

El Real Madrid levantando La Duodécima

Fútbol

Un año de La Duodécima: cambios y grandes incógnitas

Un partido que quedó en las retinas del madridismo. Una segunda parte exquisita en la que los blancos sacaron todo su potencial ante una Juventus superada. Un año después, la plantilla del Real Madrid puede variar. Grandes incógnitas se ciernen sobre la escuadra, amén de la primera variante principal: la marcha de Zinedine Zidane.

Noticias relacionadas

El 3 de junio de 2017, el Real Madrid volvía a entrar en los libros de historia. Esa noche, los blancos sumaban una Copa de Europa más a su palmarés. La segunda consecutiva. Un hito que no se había dado en toda la historia de la Champions League bajo el formato actual. Zinedine Zidane rompía récords al ser el primer entrenador en alzarse con dos 'Orejonas' seguidas. 

El madridismo, eufórico, se echó a la calle una vez más para celebrar un nuevo entorchado europeo. En definitiva, para festejar lo nunca visto hasta el momento.

BAILE A LA JUVENTUS

El Real Madrid derrotó a una Juventus que fue de más a menos gracias a la actuación merengue en la segunda parte, cuando el partido se rompió y se decantó a favor de los madrileños. Cristiano abrió la lata en la primera parte con un disparo cruzado en el interior del área que Buffon no pudo atajar. Pero los italianos, fieles a su gen competitivo, no se rindieron y rubricaron las tablas en los prolegómenos del interludio, con un gol de preciosa factura con el sello de Mario Mandzukic

Así se llegaba al descanso de la Final de Cardiff. El Madrid no había destapado aún el tarro de las esencias, pues lo mejor estaba por llegar. Y así fue. El segundo acto fue una oda al fútbol por parte de los de Zidane. Casemiro con un latigazo desde la sala de trofeos del estadio, Cristiano Ronaldo tras un centro fastuoso de Modric y un pase de la muerte de Marcelo que remató Asensio para poner la guinda en el marcador. 4-1 y La Duodécima a las vitrinas de Concha Espina. 

La plantilla celebra La Duodécima

La plantilla celebra La Duodécima

UN CAMBIO SIGNIFICATIVO

La película no ha cambiado mucho en lo deportivo en el primer aniversario de La Duodécima. Florentino Pérez ha vuelto a colocar una Copa de Europa en la sala de trofeos del Santiago Bernabéu. La Decimotercera, que llega para equilibrar el museo y aportar armonía a la ya tradicional fotografía del máximo mandatario madridista. 

No obstante, el Real Madrid ha sufrido la pero baja imaginable. Los blancos han perdido a su líder espiritual. A un hombre que entró en la historia como jugador y que también lo ha hecho como entrenador. El único técnico en levantar tres Ligas de Campeones consecutivas con el actual formato. 

Zidane con La Duodécima

Zidane con La Duodécima

El pasado miércoles, tres días después de levantar una nueva Champions, Zinedine Zidane y Florentino Pérez convocaban una rueda de prensa. La afición se temía lo peor y las pesadillas se consumaron. El francés anunció que dimitía ante la expresiva cara del presidente madridista que representaba el sentir del madridismo. La primera mala noticia para un equipo que se encontraba en un sempiterno clímax tras tres temporadas oníricas. 

LA BBC, EN EL AIRE

Pero la de Zidane no es la única nueva en el Real Madrid. Y es que el aficionado madridista vio como, en plena celebración de La Decimotercera, su jugador franquicia entonaba lo que apuntaba a una despedida. "Fue bonito jugar en el Real Madrid", declaraba Cristiano Ronaldo. La intranquilidad se sembró en las mentes de los fans. Una inquietud que persiste a día de hoy, con el agravante de la salida de Zidane. 

El astro portugués no aclaró si se quedaba o si se marchaba del Real Madrid. Esta duda se recogerá entre el 4  el 8 de junio, cuando Cristiano aseguró que hablaría, justo antes de poner rumbo a Rusia para disputar el Mundial. Mientras tanto, tal y como ha adelantado EL BERNABÉU, el Real Madrid no está dispuesto a pagar 40 millones al luso

Una espera a la que también se suma Gareth Bale. Otra voz discordante que se distanció de la felicidad de un nuevo triunfo continental para sacar a relucir su 'tristeza' por no contar con los minutos necesarios durante la recién finalizada temporada. El galés no contó, a su juicio, con toda la confianza por parte de Zinedine Zidane. Sin embargo, según adelantó EL BERNABÉU, el bueno de Gareth no vería con malos ojos quedarse tras la salida del francés. Pero, desgraciadamente para los intereses blancos, esta tampoco es la última incógnita por resolver.

LA PORTERÍA

El enigma eterno. La meta madridista ha sido un tema recurrente en cada ventana de fichajes. Listas de candidatos interminables han sembrado la duda no sólo en la afición, sino también en el protagonista de este área. Keylor Navas aterrizó en el Santiago Bernabéu como sustituto de un Casillas en horas bajas. El tico dio el relevo al de Móstoles en la temporada 2015/2016, siendo el dueño del arco blanco desde entonces. 

Keylor Navas, durante un partido del Real Madrid

Keylor Navas, durante un partido del Real Madrid

Sin embargo, su figura ha estado cuestionada constantemente. David De Gea estuvo muy cerca de fichar por el Real Madrid y el costarricense a un pelo de hacer las maletas rumbo a Manchester. Pero la historia acabó como todo el mundo sabe y Keylor Navas trabajó y trabajó para hacer milagros como los que obró en la eliminatoria contra el Bayern

Pese a ello, el tico aún no sabe si la próxima temporada será titular o suplente en el Real Madrid. Y es que, según publican varios medios de comunicación, los blancos buscan la contratación de la estrella emergente de la portería. El meta de la Roma, Alisson Becker, ha cuajado una temporada espectacular y es la sensación en Europa. No obstante, en Italia aseguran que el Madrid no está dispuesto a pagar más de 60 'kilos'. Así las cosas, las dudas parece que van a esclarecerse en las próximas fechas o a final del Mundial.