Juanfran celebra con la afición la Europa League cantando

Juanfran celebra con la afición la Europa League cantando

Fútbol

Juanfran, del penalti de Milán al ridículo con el megáfono

La euforia se ha desatado entre los rojiblancos y uno de los jugadores que se ha dejado llevar por este particular estado de embriaguez ha sido Juanfran. El lateral, de pasado madridista, se ha acordado del vecino blanco megáfono en mano. Nueva falta de respeto de un jugador colchonero, que parece olvidarse que el que manda en el capital y en Europa es el Real Madrid y sus, de momento, doce Orejonas.

Noticias relacionadas

El club rojiblanco ha disputado este miércoles la final de la Europa League contra el Olympique de Marsella. El Atlético de Madrid ha marcado cuatro goles y ha conseguido dejar la portería a cero. Lyon se ha convertido en una fiesta para los colchoneros. Como ya es costumbre, no han podido evitar acordarse del conjunto blanco. Juanfran ha cogido el megáfono frente a los seguidores atléticos y ha comenzado a cantar: "Jugadores jugadores hemos a ganar, que se enteren todos los vikingos quién manda en la capital". 

Esto ha provocado las mofas de los seguidores del Real Madrid. Las dos veces que se ha disputado un derbi en la final de la Champions League, en 2014 y 2016, las orejonas han acabado en las vitrinas del Santiago Bernabéu. Han recordado la tanda de penaltis, en la que Juanfran falló el suyo dándole al palo en Milán y Cristiano Ronaldo consiguió marcar para llevar a los blancos, una vez más, a la victoria. Por otro lado, también han recordado la semifinal de 2015, donde también cayeron eliminados a manos de los hombres de Zidane

MÁS RISAS ENTRE LA AFICIÓN MADRIDISTA

Pero esto no ha sido lo único que ha provocado la risa de los seguidores del Real Madrid en el evento europeo. El Atlético de Madrid ha intentado imitar a su vecino y eterno rival. El Wanda Metropolitano ha abierto sus puertas a los aficionados colchoneros para disfrutar de la final con las pantallas gigantes que han instalado en el campo. Han comparado ambos escenarios, el Santiago Bernabéu aparece repleto de gente, mientras que el Wanda aparece vacío excepto uno de los laterales.