El Real Madrid siempre se ha regido por un principio básico: hay que ganar. No solo hay que conseguir jugar "bonito" o "bien". En el club madridista se piden resultados además de cierto nivel futbolístico. 2018 va bajando su telón, y si hay un equipo que está llevando este ideario a la máxima expresión, ese es el Juvenil C de Manu Fernández.

Este es el equipo que más ventaja tiene sobre sus rivales. Nadie es capaz de toser a un conjunto que, a partir de su buen funcionamiento colectivo, ha conseguido una diferencia de siete puntos con el segundo clasificado, el Rayo Alcobendas. El equipo de La Fábrica, que cuenta actualmente con 37 puntos, ha demostrado en varias ocasiones su superioridad con respecto a los otros clubes del primer grupo de la Primera División Autonómica.

El pasado domingo 16, los mirlos golearon claramente a domicilio al Moratalaz B. Pese a que el conjunto del este de Madrid va decimotercero en la clasificación, a una distancia prudencial del descenso (3 puntos), no fueron capaces de parar lo que fue un aluvión de juego por parte de los blancos.

Manu Fernández saludando a su nueva plantilla del Juvenil C del Real Madrid

Otros grandes resultados fueron el 7-1 a Las Rozas, el 8-2 a la RSD Alcalá, o 'la manita' 5-0 al San Sebastián de los Reyes. Todos fueron ejemplos del poderío técnico de los jugadores madridistas. También fueron capaces de ganar en un choque complicado al Rayo Alcobendas, por 0-1. Este resultado es el que les ha ayudado a construir esta gran ventaja.

Una competencia feroz

El Juvenil C está destacando como la mejor noticia de la cantera en lo que va de temporada, pero es que los otros equipos de La Fábrica también se han ganado unas buenas Navidades. El Infantil B, por su parte, ganó recientemente el Torneo de LaLiga Promises, uno de los más competidos a nivel nacional y continental.

El Juvenil A está realizando una Youth League impoluta. En el Madrid se están empezando a ilusionar con un triunfo europeo. Mientras, en el campeonato doméstico, los de Dani Poyatos van segundos en la tabla a tres puntos del líder, el Atlético, con un balance de catorce triunfos, dos empates y una derrota.

El Juvenil B, por otra parte, es líder de su liga, aunque con los mismos puntos que el Atlético de Madrid B. Pero mientras los blancos suman 36 puntos en once victorias y tres empates, los colchoneros acumulan los mismos puntos doce triunfos y dos derrotas. También el Castilla vuelve a luchar por el ascenso a la Categoría de Plata. Es un gran momento para la cantera del Real Madrid.

[Más información: El Real Madrid podría robarle un juvenil al Barcelona]