El Real Madrid viajaba a Tenerife con el objetivo de volver a ganar en la ACB y mantener las buenas sensaciones tras la remontada en Atenas. En un encuentro muy intenso entre un equipo con grandes necesidades y uno con la moral renovada, uno de los principales protagonistas iba a ser Randolph, que provocaría el silencio en la grada canaria tras una caída muy dura en la que salió muy dolorido y con una nueva lesión en su hombro derecho.

Noticias relacionadas

Randolph quiere el MVP: sus números y su juego lo avalan ACBMEDIA

El '3' ya sufrió una lesión muy similar la temporada pasada, que le mantuvo varios meses alejado de las pistas y que le constó recuperar su mejor versión. Habrá que esperar para ver cómo evoluciona el que estaba siendo el jugador más regular del equipo desde que comenzó la temporada hasta este mismo domingo. Sus gestos de dolor en el banquillo hacen encender las alarmas en el equipo merengue. 

En un partido donde estaba siendo uno de los mejores jugadores del partido con 10 puntos, una acción muy desafortunada ha podido poner en jaque su final de temporada. El miedo una lesión prolongada o larga está muy vivo en un equipo que sabe que no puede perder a su jugador más en forma. La cancha canaria despidió al jugador merengue con un gran aplauso tras presenciar el duro golpe ante la mesa de los comentaristas de #Vamos.

Una luxación conocida para Randolph

Al igual que la temporada pasada, el ala-pívot blanco no está teniendo suerte con su hombro derecho. La misma lesión y en el mejor momento pueden afectar a su temporada, aunque intentará llegar a los partidos clave del año. Todos los jugadores se han levantado al instante de recibir ese duro golpe, dejando entender que es un jugador muy importante para el equipo. 

[Más información: El Madrid aprovecha el buen momento de Rudy para tumbar al Iberostar Tenerife]