Felipe Reyes y Facundo Campazzo han sido sancionados con 1.000 euros cada uno por las frases que recogieron los árbitros en el acta después de la final de la Copa del Rey de baloncesto. El club blanco alegó que estos hechos se habían producido después de una claro error arbitral y que venían motivados por el enfado y la tensión ante la injusta decisión de García González, Pérez Pérez y Jiménez Trujillo después de revisar la jugada en el Instant Replay.

Noticias relacionadas

La decisión del juez único de la Liga ya ha llegado al Real Madrid y ninguno de los dos jugadores se perderá partidos del conjunto dirigido por Pablo Laso en la ACB. La entidad merengue tiene ahora diez días hábiles para decidir si recurre al Comité de Apelación de la FEB.

Acta arbitral de la final de la Copa del Rey

La ACB había retirado el lunes las licencias de Reyes y Campazzo como medida provisional hasta que hubiera sanción. Ahora, tras esta resolución, deberá devolverlas al Real Madrid. El acta de la polémica final de Copa del Rey recogió lo siguiente: "El jugador número 7 del equipo A, Campazzo, se ha dirigido al árbitro principal (Juan Carlos García González) en los siguientes términos: Ladrón, ladrón, ladrón. Igualmente, el jugador número 9 del equipo A, Reyes, se dirige al equipo arbitral en los siguientes términos: 'Esto es una puta vergüenza, un puto robo'. Por este motivo se ha tomado la decisión de retirar ambas licencias".

El enfado del Real Madrid con la ACB y la AEBA ha llevado al conjunto blanco a iniciar un estudio jurídico para estudiar la posibilidad de abandonar las competiciones nacionales y analizar todos los escenarios abiertos de cara al futuro. 

La entidad merengue definió como "lamentables" los comunicados publicados el lunes por ambas asociaciones y aseguró que "seguirá estudiando las medidas y actuaciones a adoptar ante la enorme gravedad de los hechos acontecidos".

Con esta sanción económica se cierra uno de los frentes abiertos entre el Real Madrid y la ACB, pero no los más importantes. El club blanco continúa exigiendo que se explique públicamente por qué los árbitros solo visionaron dos de las once tomas de televisión que tenían a su disposición, así como se acepte públicamente el grave error profesional de ellos y que costó el título al conjunto de Laso. 

Además, el Real Madrid pide que García González, Pérez Pérez y Jiménez Trujillo sean duramente sancionados, incluso apartados del arbitraje. Sin embargo, Antonio Martín, presidente de la ACB, no ha hecho público todavía ninguna resolución sobre si habrá castigo o no a los colegiados.

[Más información: Los árbitros del robo de la final de Copa pitarán esta semana en Euroliga]