El complicado y exigente mes de febrero sigue dando pasos a una velocidad de vértigo. Unas semanas muy exigentes que han costado la lesión de Trey Thompkins, que se perderá la Copa del Rey salvo milagro, y los problemas de Sergio Llull, que mantiene en vela a todo el madridismo. Pero no hay tiempo de pensar en lesiones, ya que el cuadro merengue disputa este viernes en Rusia uno de los choques más históricos de la competición. 

El CSKA de Moscú ya espera al vigente campeón. Los rusos llevan una competición muy extraña, ya que son capaces de realizar su mejor juego y unos minutos nefastos en un mismo partido. Ante el Real Madrid se juegan alejarse definitivamente de los equipos que buscan el factor cancha, que llegan con el cuchillo entre los dientes y con la ilusión de aprovechar cualquier oportunidad de escalar en la tabla. 

Los Nando de Coló, Sergio Rodríguez o Clyburn quieren redimirse de esas semifinales de la temporada pasada y tuvieron descanso en el último partido de liga, donde no llegaron a la veintena de minutos. Por el otro lado, a falta de Llull bueno será Randolph. El ala-pívot se ha consagrado en Europa y aspira a luchar por el MVP. Los balones calientes pasaran por las manos del '3', que no se arruga y disfruta jugando en las canchas más complicadas.

REAL MADRID CSKA MOSCÚ JUANJO MARTIN Agencia EFE

La clave estará en la defensa

Sin el base de Mahón la anotación merengue se puede ver reducida, por lo tanto la clave estará en defensa. El cuadro moscovita buscará correr y hacer daño con su juego exterior, para ello la entrada en el partido de Rudy Fernández y Jeff Taylor tiene que ser un punto de inflexión. Por dentro será Tavares el que imponga su ley ante el poderío físico de Hunter y Hines

Campazzo, solo ante el peligro

De nuevo el 'Facu' será el único base puro en el cuadro merengue. Su gran nivel y su garra le hacen ser un jugador indefendible, pero el cansancio y batirse en duelo con Hackett y 'El Chacho' le obligará a pasar por el banquillo y ahí las soluciones ya son menos. La primera opción es la de Prepelic, el esloveno ha jugado en el puesto de uno en varios choques, pero no se encuentra cómodo en las transiciones. 

Otra opción sería Causeur, que ya la temporada pasada hizo muy buen papel ante la baja de Llull y la ausencia de Doncic en los primeros partidos. La última opción y menos probable es la de Rudy Fernández, que en algunas jugadas podría ser el encargado de crear la jugada desde cero. 

Sergio Llull tras anotar un triple

A pesar de estos problemas, el técnico ha confirmado que el Real Madrid no acudirá al mercado de fichajes: "El equipo es el que tiene que sobreponerse a la baja de Llull. Causeur, Prepelic, Rudy, que puede ayudar de base…".

[Más información: Laso: "Llull no viaja y es difícil que Thompkins llegue a la Copa"]