Thomas Partey (c) anota el tercer gol del equipo durante el partido ante la SD Eibar, en el último partido de Liga del Atlético de Madrid.

Thomas Partey (c) anota el tercer gol del equipo durante el partido ante la SD Eibar, en el último partido de Liga del Atlético de Madrid. EFE

Medios PLATAFORMAS EN STREAMING

La OCU hunde la apuesta de Mitele por el fútbol: cara, baja calidad, y escasa compatibilidad

La asociación de consumidores concluye que la plataforma de 'streaming' de Mediaset “no está a la altura de lo esperado”.

Noticias relacionadas

Sigue lloviendo sobre mojado a Mitele Plus, la apuesta en streaming de Mediaset para ver el fútbol esta temporada. Como ya ha contado este periódico, las primeras jornadas de LaLiga han sido un infierno para la plataforma que ha vivido una serie de cortes, problemas de emisión y parones que han generado centenares de quejas en redes sociales y un gran revuelo mediático.

Mitele Plus es la única plataforma exclusivamente por internet que dará el fútbol esta temporada, por lo que se convertía en una buena opción para quienes no contratasen un paquete convergente de Movistar y Orange. En principio, su precio de 35 euros por Liga y Champions era más competitivo, pero su funcionamiento les ha puesto en el punto de mira y les ha descartado como un operador alternativo a las grandes plataformas.

En vista del revuelo, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha elaborado un informe en el que pone sobre la balanza los pros y contras de Mitele Plus. ¿Resultado? La OCU concluye que la plataforma “no ha estado a la altura de lo esperado” y llama a los usuarios no precipitarse en la adquisición de sus ofertas. La asociación pone en tela de juicio su precio, la calidad de sus emisiones y la escasa compatibilidad con dispositivos.

En primer lugar la OCU indica que el precio no es tan competitivo como el de su predecesor, beIN Sports. “Mientras este ofrecía todo el fútbol por 9,99 euros, el usuario de Mitele Plus pagará más del triple. Además, estará obligado a contratar una conexión fija a Internet cuyo precio ronda los 25-30 euros”. Es verdad que es más barata que un paquete convergente, pero éstos ya incluyen la alta velocidad de internet.

Dispositivos y compatibilidad

En segundo lugar, indican que “la reproducción simultánea en dos dispositivos viene con letra pequeña”. Una de estas reproducciones será en HD (Smart TV) con una calidad de emisión limitada a 720p y la otra será en SD (navegador, app móvil…) y con una calidad inferior, de 576p. Valores muy por debajo de lo que ofrecen otras plataformas y el 4K que incluso permite Movistar y Orange.

En tercer lugar, la OCU critica la compatibilidad. ”De momento, Mitele Plus solo es compatible con las Smart TV de Samsung que tienen sistema operativo Tizen y las de LG que cuentan con Netcast. Aun así, la plataforma ha prometido que en breve estará disponible en Chromecast, Amazon Fire Stick TV, Apple TV y Playstation 4, pero no se ha arriesgado a dar una fecha exacta”.

En este punto, OCU advierte que “si ya tienes contratado Mitele PLUS, tu sistema no es compatible y no te informaron en el momento de la contratación, en OCU te aconsejamos que reclames”.

Mitele Plus reconoce los fallos

Terminada la temporada de fútbol, al usuario se le cobrarán 2,5 euros mensuales de la suscripción básica, a menos que la cancele expresamente durante los meses de verano.  “Una vez sobre la mesa todos los pros y los contras de contratar Mitele PLUS para ver el fútbol esta temporada 2019-2020, llega el momento de sopesar esta información, valorarla y no precipitarse con la decisión”, indican desde la OCU.

En sus diferentes gestiones en internet, Mitele Plus reconoce los fallos, pero muchos de ellos los atribuye a la velocidad de internet de sus usuarios, una excusa con poca base técnica, ya que la mayoría del parque de internet en España tiene conexión de fibra óptica de alta velocidad.

Por el contrario, las fuentes consultadas indican que el problema de Mitele Plus tiene que ver con la inversión que no está realizando Mediaset en su nueva plataforma en streaming, la que pasa por contratar mayor ancha de banda y un soporte tecnológico más sólido para soportar picos de conexiones simultáneas para eventos en vivo con gran cantidad de usuarios recurrentes.