Antonio Asensio, presidente del Grupo Zeta.

Antonio Asensio, presidente del Grupo Zeta.

Medios CRISIS DE LA PRENSA

Zeta realizará recortes en El Periódico tras el cierre de Interviú y Tiempo

Sin ofertas de compra en el horizonte, el grupo centrará sus esfuerzos en la supervivencia de la cabecera generalista.

Este lunes el grupo Zeta anunció el fin de Interviú y Tiempo, una decisión que justificó por las abultadas pérdidas de las cabeceras que sumaron siete millones de euros en los últimos cinco años (1,3 millones en 2016 y 900.000 euros en 2015). El objetivo con el cierre de estas revistas es reducir su perímetro y centrarse exclusivamente en los negocios que aporten valor.

En esta estrategia, la posición de El Periódico es clave ya que asoma como el principal activo de cara a la supervivencia del grupo. Las fuentes consultadas por este periódico apuntan que uno de los motivos del cierre de Interviú y Tiempo ha sido la necesidad de proteger al diario generalista, inmerso en un proceso de reestructuración financiera y de contenidos. Con la reducción del coste de edición de estas publicaciones se puede ayudar al diario a sortear la crisis de ventas y de publicidad.

En esta línea, EL ESPAÑOL ha confirmado que el siguiente paso en el plan de ajuste del grupo Zeta -después del ERE en Sport y el cierre de Interviú y Tiempo- será abordar un recorte de plantilla en El Periódico. El objetivo inicial es reducir más del 10% la plantilla -cerca de 20 personas-, lo que obligaría a hacer un Expediente de Regulación de Empleo (ERE), aunque la decisión definitiva todavía no está tomada.

Pérdidas de 1,6 millones en 2016

El Periódico, con una plantilla de 220 personas, registró pérdidas de 1,6 millones de euros en 2016, tras los beneficios de 5,3 millones de un año antes. Un ejercicio en que redujeron sus ingresos hasta los 60 millones de euros, un 6% menos, y sus gastos crecieron hasta los 63,6 millones, un 7% más. En este curso Zeta cerró la histórica sociedad Ediciones Primera Plana y movió todos los activos de su diario generalista hacia El Periódico de Catalunya SL.

En agosto pasado, el grupo Zeta llegó a un acuerdo con la plantilla de este diario tras el descuelgue del convenio y la bajada unilateral del 16% de los salarios. Después de varias mediaciones, se acordó una rebaja del 16%, 14% y 13% de los salarios los años 2017, 2018 y 2019-2020 que incluyó un ERTE de reducción de jornada del 10%.

También se estableció un mecanismo para buscar alternativas a despidos forzosos, la congelación salarial de directivos y se redujo el alquiler que el diario paga a la sociedad de la familia Antonio Asensio (dueño del grupo). Las fuentes consultadas por este diario indican que este acuerdo aleja el fantasma de un eventual ERE y abona el terreno para realizar un proceso de reducción voluntaria de plantilla.

Redacción en Madrid

En cualquier caso, Zeta considera que El Periódico necesita reducir urgentemente su actual plantilla. Los ingresos de 2017 no acompañaron y las previsiones de 2018 no son mejores. Este periódico ha podido confirmar que los ajustes se anunciarán “en unas semanas” y, por tanto, antes de que termine este primer trimestre se buscará un acuerdo con la representación de los trabajadores.

El recorte de plantilla busca ajustar las cuentas del diario para dar el salto a nivel nacional. De la mano de su edición en internet, la cabecera viene moldeando sus contenidos hacia un perfil enfocado a la información nacional, incluso por delante de la actualidad catalana. En Zeta están convencidos de que con un periódico centrado en temas que afecten a toda España podrán tener más influencia entre políticos y empresarios.

Desde muchos sectores se apunta a que el diario dirigido por Enric Hernández prepara la creación de una redacción fuerte en Madrid desde donde aportar informaciones de primera mano para este nuevo modelo. Dentro del grupo niegan oficialmente este extremo, pero confirman que su nuevo modelo busca desligarse de su cobertura exclusiva a la realidad catalana.

Interés de Jaume Roures

En medio de todos estos cambios se confirma que el diario generalista se quedará dentro de Zeta. El grupo ha sostenido durante 2017 conversaciones informales con Prensa Ibérica (grupo Moll) y Jaume Roures, fundador de Mediapro. 

En el caso del grupo presidido por Javier Moll, el interés incluía solo los diarios regionales, mientras que Jaume Roures solo quería comprar El Periódico, uno de sus históricos objetos de deseo. Las negociaciones no fructificaron y no se llegó a presentar ninguna oferta formal por estos activos del grupo Zeta.

No obstante, y en medio de la delicada situación del grupo, han vuelto los rumores sobre el interés de Roures. Desde los tiempos del cierre de la versión en papel de Público, en febrero de 2012, el fundador de Mediapro anhela el control de una cabecera de difusión nacional que le permita influir y defenderse ante ataques mediáticos. Y el diario de Zeta encaja en este perfil. Pese a ello, tanto en Zeta como en Mediapro niegan contactos… por ahora.