La compra de Air Europa por parte de Iberia ha suscitado dudas entre los consumidores y asociaciones acerca de las rutas que copará IAG y, por lo tanto, el aumento de los precios. Unas incertidumbres que han llevado al presidente de Iberia, Luis Gallego, a lanzar un mensaje tranquilizador y a asegurar que la adquisición no conllevará un incremento en los precios.

Noticias relacionadas

El presidente de la aerolínea del grupo IAG aseguró este miércoles en el encuentro Diálogos Servimedia que la adquisición de Air Europa “es beneficiosa para el consumidor” porque gracias a ella podrá ofrecer “más rutas, mejores horarios y mejores precios”.

Luis Gallego afirmó que su equipo ha hecho todos los análisis pertinentes antes de firmar la compra y que esos mismos le permite asegurar que será positiva para los clientes.

Una afirmación que contrasta con la opinión que tienen algunas asociaciones de consumidores respecto al tema. Facua, por ejemplo, consideró desde un primer momento que esta operación sería negativa para los intereses de los usuarios porque “supondrá un nuevo e importante recorte a la competencia”, aseguró.
Con tal motivo, pedía a la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) que tuviese en cuenta los intereses de los clientes al valorar la propuesta y emitir un veredicto.

Sin embargo, ya no es solo que asegure que este incremento no se llevará a cabo, sino que aunque quisiese hacerlo no podría porque las autoridades de Competencia podrían vetar la operación o forzar a IAG a ceder algunas de las rutas a sus competidores, ya que con la compra acapararía el 72% de los pasajeros de vuelos nacionales.

Vista puesta en Asia

Pero Iberia no tiene los ojos puestos en el mercado nacional, sino en las sinergias que puede generar la compra más allá de hacer de Madrid un gran hub capaz de competir con otros hubs europeos. Este es aumentar la presencia en Asia.

Aunque la aerolínea ya vuela a varias ciudades del continente, reconoce que les cuesta volar allí porque carecen del volumen necesario “para viajar a varios mercados”. Un volumen del que dispondrán si Competencia aprueba la compra de Air Europa.

¿Y cómo? La por ahora todavía aerolínea de Globalia es fuerte en Latinoamérica, con un 7% de la cuota de mercado, lo cual mina el esfuerzo de Iberia en seguir creciendo en la zona y le permite mirar hacia el otro lado del mapa para hacerse fuerte en el continente asiático, que es la región hacia la que más están viendo tanto aerolíneas como hoteleras.

Pero para eso todavía queda. Las autoridades de Competencia están estudiando la operación y de momento no hay una fecha concreta sobre cuándo esta se hará efectiva o no. “El proceso puede durar 18 meses o dos años” asegura Gallego, aunque la empresa tiene previsto que “se pueda efectuar en el segundo trimestre de 2020”.