Antonio Béjar, exdirectivo de BBVA imputado en el 'caso Villarejo'.

Antonio Béjar, exdirectivo de BBVA imputado en el 'caso Villarejo'. EFE

Empresas

El BBVA despide a Antonio Béjar tras la investigación del 'caso Villarejo'

El exdirectivo fue presidente de DCN y había solicitado su readmisión en la entidad tal y como reflejaba su contrato. 

Noticias relacionadas

El BBVA ha despedido a Antonio Béjar, uno de los ocho altos y ex altos cargos de la entidad que están imputados en el caso Villarejo. Una decisión que, según explican a EL ESPAÑOL fuentes de la entidad, se produce tras "un procedimiento interno que le fue abierto hace unos meses". 

Aunque fuentes de la entidad no explican los motivos por los que se abrió una investigación interna sobre Antonio Béjar, algunas fuentes sí que apuntan a que podría tener relación con la investigación interna que se puso en marcha tras conocerse que el banco había contratado los servicios de Cenyt. 

Béjar había solicitado su reincorporación a la entidad tras ser cesado como presidente de Distrito Castellana Norte (DCN), de la que es accionista mayoritario el BBVA. Su cese se producía el pasado mes de julio tras su última declaración ante el juez por haber destruido documentos que, presumiblemente, podrían haber estado relacionados con pagos al excomisario José Manuel Villarejo

En aquel entonces la fiscalía solicitó para él una fianza de medio millón de euros, aunque tras una nueva declaración de más de tres horas decidió retirar su petición. Según explican fuentes jurídicas su testimonio fue de gran utilidad para la investigación que se lleva a cabo desde la fiscalía y la Audiencia Nacional. 

Sea como sea, desde la entidad insisten en que las decisiones que se han adoptado respecto a Béjar no tienen ninguna relación con la estrategia de defensa del exdirectivo.  

El exdirectivo de BBVA fue director de Riesgos y Recuperaciones Inmobiliarias del BBVA durante la etapa de Francisco González. Se trata de un área que encargó a Cenyt, empresa de Villarejo, diversos trabajos para estudiar el patrimonio de algunos grandes deudores del banco. ¿El objetivo? Encontrar resquicios para solicitar la recuperación de las deudas y evitar que hubiera ocultación de bienes. Unos trabajos por los que el excomisario recibió pingües beneficios. 

El 'forensic'

El adiós de Béjar -adelantado por La Información- sigue a otros que se produjeron antes del verano: el de Eduardo Arbizu, ex jefe de servicios jurídicos y cumplimiento normativo del BBVA; y la de Julio Corrochano, ex jefe de Seguridad del BBVA y al que apuntan todas las miradas a la hora de valorar quién fue el responsable de que la entidad contratara a Villarejo. 

Todos estos movimientos se producen mientras se espera el levantamiento del secreto de sumario por parte del magistrado García Castellón. En él se podrá conocer el resultado de las declaraciones de los directivos y ex directivos implicados en los presuntos pagos a Villarejo.

No sólo eso, también se conocerá el resultado del informe forensic que la entidad lleva a cabo y que, como ha contado EL ESPAÑOL, podría estar dirigido a buscar responsables en unos cuantos garbanzos negros que actuaban por su cuenta y riesgo