Ana Botín durante su discurso en la Junta General de Accionistas del Banco Santander.

Ana Botín durante su discurso en la Junta General de Accionistas del Banco Santander.

Empresas

Santander gana 1.840 millones, un 10% menos, por reestructuraciones y venta de activos

Las cuentas del Santander en el primer trimestre contemplan un cargo por los negocios  en Reino Unido y Polonia. 

Noticias relacionadas

El Banco Santander ha logrado un beneficio de 1.840 millones en el primer trimestre, lo que supone una caída del 10% respecto al mismo período del año anterior. Este descenso proviene por el cargo de 108 millones realizado para cubrir una venta de activos, así como la reestructuración de los negocios en Reino Unido y Polonia con un coste de 78 millones de euros. 

Gráfico con el beneficio del primer trimestre de Banco Santander en los últimos años

Gráfico con el beneficio del primer trimestre de Banco Santander en los últimos años Europa Press

En cuanto a la venta de activos, se trata de un cargo por la venta del 51% de Prisma en Argentina y las pérdidas de 180 millones asumidas en la venta de una cartera de inmuebles residenciales en España. 

Pese a estos cargos el negocio bancario sigue funcionando. El margen de intereses sigue creciendo a ritmos el 3% hasta los 8.682 millones de euros, mientras que los gastos del Santander se han reducido un 2%. 

Gráfico del margen de intereses del primer trimestre del Banco Santander en los últimos años

Gráfico del margen de intereses del primer trimestre del Banco Santander en los últimos años Europa Press

La morosidad del Santander sigue descendiendo. Ha caído 40 puntos básicos en el trimestre hasta dejar la tasa de mora en el 3,62% y las dotaciones por insolvencia se han reducido en un 5% hasta alcanzar los 2.172 millones de euros. 

Sigue la generación de capital para alcanzar el objetivo del 12% a medio plazo. A cierre de este trimestre, y tras los costes regulatorios, se logra incrementar el ratio CET 1 fully loaded en 20 puntos básicos y se sitúa en el 11,25%.

La presidenta de Banco Santander, Ana Botín, señaló: “El número de clientes vinculados y digitales aumentó en 1,8 millones y 6,5 millones, respectivamente, lo que permitió un crecimiento de los ingresos de clientes en los últimos doce meses, mientras que la calidad del crédito y los costes tuvieron un buen comportamiento". 

No está preocupada por la evolución negativa de las cuentas de algunos negocios dado que han "seguido generando mucho capital orgánicamente a la vez que aumentamos el valor para los accionistas, con un crecimiento del valor tangible neto por acción del 3% en el trimestre".

Si se mira la aportación por países, Brasil aporta el 29% de los beneficios, seguido de España con el 16%, Santander Consumer Finance con el 13% y Reino Unido con el 11%. 

En el caso de España beneficio atribuido se reduce un 11% en el primer trimestre hasta los 403 millones de euros. Hace un año se veía favorecido por el entorno del mercado de capitales y las ventas de deuda. Cae la actividad bancaria mayorista lo que ha hecho que los ingresos por comisiones se reduzcan un 8,7%, aunque el crédito nuevo crece un 3% gracias a pymes. 

La buena evolución en empresas se debe, en parte, al foco que tiene en esta materia el Popular cuya sinergias de integración han ayudado a reducir casi un 6% los costes. El margen de intereses crece un 6%. 

En el Reino Unido el beneficio cae un 36% hasta los 205 millones de euros. Aquí se recoge una dotación de 66 millones de euros por costes de reestructuración. El banco se ve afectado también por la alta competitividad en el país, lo que presiona a la baja los ingresos. 

Aumentan también las provisiones por nuevos proyectos estratégicos, de transformación digital y regulatorios. 

Polonia está asumiendo la integración de Deutsche Bank Polska, concluida a finales de 2018. El crédito aumentó un 29% y los depósitos el 32%. El beneficio atribuido cae un 21% hasta los 50 millones de euros por los costes de reestructuración que han obligado a provisionar 12 millones de euros. 

Por último, y de cara a futuro, la presidenta del Santander asegura que "continuaremos invirtiendo en nuestra transformación digital, lo que unido a nuestra presencia geográfica nos ofrece oportunidades importantes para obtener un crecimiento rentable. Confiamos en alcanzar nuestros objetivos a medio plazo, entre ellos, el RoTE del 13-15%”.