Alberto García Erauzkin, presidente de Euskaltel.

Alberto García Erauzkin, presidente de Euskaltel.

Empresas

Euskaltel logra frenar el asalto de Zegona tras los rumores de Opa de Orange

Los inversores consideran que el interés de la operadora naranja por entrar en la 'teleco' vasca se ha enfriado.

Zegona, el fondo británico que controla el 15% de Euskaltel, anunció el pasado 14 de enero que ampliaba su capital y recaudaba 112,8 millones de euros para intentar comprar hasta un 12,5% de la operadora, un paquete que le acercarse al control para cambiar a los actuales gestores de la ‘teleco’ -apoyados por Kutxabank- y poner en marcha su agresivo plan de expansión nacional.  

No obstante, han pasado dos semanas y el fondo sigue sin aumentar su participación más allá del pacto parasocial con Talomon que le otorga un 1,4% más del capital. Las fuentes consultadas por este periódico indican que el fondo sigue manteniendo su interés, pero por el momento no mueve ficha tras las batallas que se sucedieron en la operadora hace una semana y que dispararon el precio de sus acciones

El 18 de enero, el medio especializado Tmtfinance.com publicó que Orange había contratado a Credit Suisse para que analizase una Opa sobre Euskaltel con lo que dinamitó la que se suponía era un inminente asalto de Zegona a Euskaltel. 

Filtraciones desde el "entorno vasco"

¿Por qué? Los analistas consultados por este periódico indican que los rumores de Opa, desmentidos por Orange en Francia el 21 de enero, han “calentado” la acción y han hecho que Zegona ponga el freno, a la espera de que se aclare la situación de posibles nuevos inversores. El fondo británico prefiere esperar, aunque preparando su ofensiva final para cuando el precio de Euskaltel lo permita. El problema es que Zegona quedó a merced del precio de mercado al anunciar una estrategia de compras selectivas.

De hecho, fondos de inversión con los que ha hablado EL ESPAÑOL no descartan que las filtraciones sobre el interés de Orange hayan salido desde el entorno “vasco” de Euskaltel cercano a los actuales gestores y a Kutxabank (dueña del 21%), quienes se oponen rotundamente al desembarco de Zegona. La realidad indica que Orange efectivamente se ha planteado la operación, pero en una etapa muy inicial, y que todo el ruido no ha hecho más que enfriar la arremetida del fondo británico.

El 14 de enero, cuando Zegona anunció su ampliación de capital, la acción de Euskaltel estaba a 7,40 euros, lo que significa que -a ese precio- comprar el 12,5% de la operadora les hubiese costado 165,2 millones. Solo cuatro días después de las informaciones publicadas sobre el supuesto interés de Orange, la misma operación hubiese costado 181,3 millones, tras el alza del valor hasta los 8,12 euros. 

Valoración de la compañía

Estamos hablando de casi 17 millones de euros más, una cifra nada desdeñable si consideramos que Zegona solo ha confirmado la financiación de 112,8 millones de euros. En estos momentos, la acción se mantiene sobre los ocho euros lo que cifra el paquete que quiere comprar -escalonadamente- Zegona en los 178,6 millones, lo que sigue manteniendo la operación como prohibitiva. 

De esta manera, cuanto más suba el precio de Euskaltel, más lejos se encontrará el asalto de Zegona y cuanto más se hable del interés de Orange, mayor tranquilidad para los gestores de la operadora vasca, que podrán poner freno al fondo inversor, como han hecho hasta este momento. Veremos por cuánto podrán contenerlo.

Con las espadas en alto y con los actuales gestores de Euskaltel y Zegona mirando con lupa la evolución de la acción, el fondo y Talomon siguen la vía institucional y pedirán un nuevo miembro en el consejo de administración que se sume a su actual representante.

El bloque aspira a tener dos representantes independientes para comenzar a hacer valer sus derechos en la compañía y a la espera de que comiencen a incrementar su participación accionarial, Zegona con un 12,5% más y Talomon un 1% más hasta llegar al 2,4%.