José Antonio Fernández Gallar (OHL) y Jorge Pérez de Leza (Metrovacesa).

José Antonio Fernández Gallar (OHL) y Jorge Pérez de Leza (Metrovacesa).

Empresas A LOS LEONES

A LOS LEONES: José Antonio Fernández Gallar (OHL) y Jorge Pérez de Leza (Metrovacesa)

José Antonio Fernández Gallar (OHL) agudiza el desastre de la compañía que se hunde sin rumbo

OHL está firmando una auténtica historia de terror empresarial en los últimos dos meses. A una situación que ya venía muy tocada desde los últimos dos años, en estas últimas semanas la compañía ha sumado una serie de anuncios que han destapado una situación muy preocupante. 

Las dos últimas dos presentaciones trimestrales de resultados han aflorado pérdidas que primero llegaron a los 843 millones de euros y, después, ascendieron hasta los 1.355 millones de euros. La compañía dirigida por José Antonio Fernández Gallar ha querido poner el foco de estos resultados catastróficos en la venta de la división de concesiones pero los problemas de la empresa son mucho más profundos.

Tras la presentación de sus últimos resultados la agencia de calificación Moody's ha hundido aún más en el bono basura la calificación crediticia de OHL. Pasa desde B3 hasta Caa1. El informe centra gran parte de sus preocupaciones en la caja de la constructora. Según la agencia, el efectivo total consumido en los primeros nueve meses de 2018 sumó casi 800 millones de euros. Además cree que los problemas van a continuar ya que durante el último trimestre fiscal, que suele ser el más fuerte estacionalmente en términos de generación de efectivo para las constructoras, OHL vaya a necesitar consumir efectivo.

En este contexto, la acción de la constructora ha caído hasta los 0,60 euros acumulando unas pérdidas del 88% desde el comienzo del año. Todas las señales que arroja OHL hacen pensar que esta destrucción de valor no va a cesar en los próximos meses. Un periodo que va a ser fundamental para el futuro de la empresa. Si es que le queda.

Pérez de Leza (Metrovacesa), ante el desafío de salir de los números rojos

Metrovacesa aún sufre las consecuencias de su proceso de salida a Bolsa. Jorge Pérez de Leza, consejero delegado de la compañía, tiene que ser capaz de evitarlo y de devolver el aire a la promotora.

De momento, los resultados no son buenos. Metrovacesa se ha anotado unos números rojos de 9,3 millones en los nueve primeros meses del año, si bien es cierto que esta cifra recoge los costes asociados a su salida a Bolsa en febrero, que ascendieron a 4,5 millones. No obstante, La inmobiliaria registró unos ingresos de 93,4 millones de euros frente a los 48,6 millones alcanzados al cierre del primer semestre. El Ebitda fue negativo en 7,4 millones, inferior a los 9,2 millones registrados a finales de junio.

Más de un año después de haber sido elegido como CEO, y tras devolver a la compañía a Bolsa en febrero, Pérez de Leza tiene ante sí el reto de de devolver el beneficio a la compañía, al tiempo que cumple con las previsiones.

Ahora en portada

Blog del Suscriptor
Ángel Ron, Reyes Calderón y Emilio Saracho.

Calderón defiende la transparencia de su gestión para nombrar a Saracho sucesor de Ron

Siguiente