Mariscal / Efe

Empresas

El Ibex cierra en mínimos anuales pero se aferra a los 9.000 puntos

  • El selectivo español no levanta cabeza afectado por el maremoto político y financiero que se vive en Italia y se sitúa en mínimos de 2016.
  • Después de perder los 9.000 puntos en la apertura, el Ibex los volvió a recuperar y ha luchado con esta barrera durante toda la sesión (-1,67% /9.007 puntos)
Carlos R. Cózar Ainhoa Murga

El Ibex se hunde un poco más. Este 2018, salvo una corrección espectacular, quedará en las páginas negras del selectivo español. La guerra comercial, los líos políticos en medio mundo y algunos factores puntuales que han afectado a las empresas han propiciado que la Bolsa española esté en mínimos de 2016.

Tras un miércoles nefasto para Europa, este jueves la tónica ha seguido igual y el color rojo ha teñido al parqué madrileño. El selectivo español ha vuelto a vivir una jornada negra y se ha dejado un 1,67% (9.0007 puntos), y se sitúa en mínimos anuales y cifras de 2016.

La sesión de hoy empezaba con una caída de casi un 2%, colocándose por debajo de los 9.000 puntos, ha salvado una barrera con la que ha estado luchando durante todo este miércoles. A la misma apertura del mercado europeo, se conocía que el Gobierno llegaba a un pacto con Podemos para poder sacar adelante los Presupuestos Generales.

Al pánico que se desató la jornada anterior en Europa, se suman ahora las caídas en Wall Street y en Asia donde hubo selectivos que se desplomaron más de un 4%. Los temores por una desaceleración económica mayor de la prevista y por una guerra comercial han lastrado, como se mencionaba anteriormente, la cotización del índice español, pero también a nivel internacional.

Las acereras, por la tensión comercial, La constructora ACS se ha convertido en la compañía que más ha caído (-2,8%) después de que la Comisión Nacional de Mercados de la Competencia (CNMC) haya apuntado a siete grandes constructoras españolas de posibles pactos entre ellas para repartirse licitaciones públicas. Por otra parte, Telefónica que arrastraba buena sintonía ha terminado también en el rojo. 

En este contexto, han sido pocas las empresas que han podido salvar los muebles. Las ganancias han estado lideradas por Grifols (+0,64%), que se ha mantenido subiendo gracias a una mejora de calificación de Berenberg. Tambíen han cerrado en positivo Cellnex Telecom (+0,33%) y Meliá Hotels (+0,22%). A su vez, Técnicas Reunidas ha terminado plano.

Influjo de EEUU y Asia

Una de las plazas más fuertes de los últimos años, Wall Street, se ha visto debilitada. Los inversores, ante las perspectivas negativas debidas a la desaceleración económica, han decidido retirar sus beneficios y confianzas en búsqueda de activos más seguros. Por ejemplo, el Dow Jones como el S&P 500 retrocedieron un 3% la sesión de ayer. En la de hoy, todas las plazas estadounidenses también estaban en pérdidas cercanas al 1%.