Un avión de la aerolínea Ryanair.

Un avión de la aerolínea Ryanair. Eric Gaillard Reuters

Empresas

Ryanair avisa: si continúan las huelgas habrá recorte de vuelos y despidos

Noticias relacionadas

En un momento en el que es el foco de todas las miradas, Ryanair ha presentado sus resultados del primer trimestre. Unos resultados que no están a la altura de sus expectativas. De abril a junio, la aerolínea low cost ganó 319 millones de euros, un 20% menos que durante el mismo periodo del año anterior.

Así, desde la compañía se han excusado apuntando a las tarifas más bajas, una Semana Santa tardía y el mayor coste en el precio del petróleo. Asimismo, ha apuntado que el tráfico durante este periodo creció un 7%, a pesar de las 2.500 cancelaciones de vuelos, que achaca tanto a la falta de controladores en distintos aeropuertos como a la carencia de personal en Reino Unido, Alemania y Grecia y a las huelgas en Francia. Un entorno de precios "más débil" -apuntan al Mundial y a la ola de calor en el norte de Europa- que, esperan, continúe. Entre otras cosas, por la incertidumbre de los clientes sobre las huelgas convocadas.

"No podemos permitir que los vuelos de nuestros clientes sean innecesariamente interrumpidos por una minoría de pilotos", ha apuntado Ryanair, que ha reseñado que si las huelgas "innecesarias" continúan "dañando la confianza" de los clientes y los precios en determinados mercados, tendrá que revisar el programa de invierno, lo que podría llevar a "reducciones de flota y pérdidas de empleo", ha avisado.

Con una huelga convocada para los próximos 25 y 26 de julio en España, Portugal y Bélgica, Ryanair ha apuntado que ha "minimizado el impacto" de estas huelgas en los clientes cancelando una pequeña proporción de sus vuelos, "mucho antes del día del viaje, para permitirles a nuestros clientes cambiar vuelos o solicitar reembolsos completos". "Si bien seguimos participando activamente con los sindicatos de pilotos y tripulantes de cabina en toda Europa, esperamos más huelgas durante el periodo pico de verano, ya que no estamos dispuestos a ceder a demandas irrazonables que comprometerán nuestras bajas tarifas o nuestro modelo altamente eficiente".

La aerolínea irlandesa elevó un 9% su cifra de ingresos en el periodo de abril a junio, hasta los 2.079 millones de euros, frente a los 1.910 millones del año pasado. 

Para el conjunto del ejercicio 2018, Ryanair ha confirmado sus objetivos de beneficios entre 1.250 y 1.350 millones de euros, si bien esta evaluación dependerá del precio de los billetes a corto plazo, las posibles huelgas de su personal, los controladores en Europa y el Brexit.