Varios jóvenes con miran sus móviles.

Varios jóvenes con miran sus móviles. E.E.

Empresas

Los smartphones asiáticos siguen estando como en casa en España

Xiaomi y Huawei fueron las grandes protagonistas durante el arranque de 2018.

España se cree el ‘cuento chino’ de los smartphones. Y razones, por otra parte, no faltan. El adiós al estereotipo de una copia mala y barata es un hecho. Basta con mirar los datos de los teléfonos que inundan las calles españolas.

Según el último informe de Canalys, en el que se recopilan los datos de la cuota de mercado de los dispositivos móviles durante el tercer trimestre, las marcas asiáticas son las principales protagonistas.

Así, Samsung ha conseguido un 23,9% del total de la cuota de mercado y sigue liderando la tabla clasificatoria. Aunque no todo son buenas noticias. La marca coreana ha perdido un 7,1% respecto al mismo periodo del año pasado.

Pero si hay una marca que ha reventado el mercado es Huawei. La firma china ya se sitúa como segunda opción de preferencia a la hora de llevar en los bolsillos un dispositivo. La fabricante asiática se adjudica un 23% del total del pastel y su cuota se ha visto mejorada, nada más y nada menos que un 32% si se compara a los tres primeros meses de 2017.

Pero las buenas noticias no solo se quedan en España. Según el estudio de mercado de Kantar, Huawei ha logrado aumentar su cuota de mercado en Europa un 19% respecto al año anterior con especial auge en Reino Unido (territorio Apple), con una cuota que se eleva al 5,9%. Este hecho se debe, principalmente, a las disputas que mantienen Estados Unidos y China por la guerra comercial iniciada por Donald Trump.

El podio lo cierra Xiaomi, que irrumpe en el mercado español con un 12,9%. A pesar de llegar tarde, la firma amenaza a las principales marcas de diseño. A través de una venta y marketing casi en su totalidad por Internet, poco a poco -y coincidiendo con su salida a bolsa- ha sabido ganarse el respeto de los amantes de la tecnología gracias a sus precios y su fiabilidad. No obstante, la compañía ya ha iniciado acuerdos con otros partners como Media Markt, Media World y Carrefour, lo que le han permitido acelerar las ventas rápidamente.

Otra marca ‘asiática’  que se cuela en el top 5 es BQ. La compañía española con ensamblaje chino ya ocupa puestos de privilegios y ha logrado cerrar el primer trimestre del año con un 3,6% de las ventas totales en España.

La paradoja de Apple

¿Y en qué lugar queda Apple? Pues los dispositivos de la manzana mordida se tienen que conformar con el cuarto puesto, y gracias. Los iPhone siguen siendo uno de los mayores objetos de deseo por los españoles, pero la realidad es que apenas el 12,9% de los habitantes en nuestro país tienen entre sus manos algún gadget diseñado por la firma de Cupertino. Y lejos de haber ganado cuota de mercado, Apple ha visto cómo ha perdido hasta un 6,7% de la cifra total de los tres primeros meses del año pasado.

Apple – Introducing iPhone 7

A pesar de que los datos españoles no son para tirar cohetes, Apple sigue teniendo motivos más que de sobra para sonreír. Según Kantar, en los principales mercados europeos iPhone 8 se vendió en números ligeramente superiores a los del aclamado iPhone X, lo que indica que, a medida que se satisface la demanda inicial de iPhone X, la diferencia de precio entre los dos dispositivos está jugando un papel importante en la elección final de los consumidores.

A su vez, Apple sigue conquistando poco a poco terreno enemigo, es decir, China. El iPhone X sigue siendo no sólo el modelo de mayor rendimiento de Apple, sino también el modelo más vendido del mercado, lo que contribuye a que la cuota de mercado de Apple haya aumentado hasta el 22,1%.

Android pierde adeptos

A pesar del gran funcionamiento de empresas como Huawei o Xiaomi, el sistema operativo de Google, Android, ha perdido cuota de pantalla de casi el 5%, mientras que el de Apple, iOS, ha conseguido subir su cuota.

Así, Android se tiene que conformar con el 86% del total de los dispositivos que existen en España frente al 91,4% que tenía a estas alturas del año en 2017. Por su parte, Apple conquista al 13,6% de los dispositivos, subiendo su cuota significativamente un 5%.