Interior de la tienda de H&M en en la Gran Vía de Madrid.

Interior de la tienda de H&M en en la Gran Vía de Madrid.

Empresas LABORAL

La plantilla del almacén de H&M en Torrejón lleva sus protestas a la Gran Vía

Los trabajadores se manifestarán ante la emblemática tienda del centro de Madrid, para protestar por el recorte de derechos laborales en la cadena de tiendas de ropa.

El comité de empresa del almacén de distribución de H&M en Torrejón de Ardoz ha decidido llevar las protestas de los trabajadores por sus condiciones de trabajo a la tienda de Gran Vía 32, frente a la que tendrá lugar un concentración el próximo sábado, 19 de mayo, de 11 a 14 horas.

Según un comunicado de UGT, "el conflicto laboral tiene su origen en las acciones unilaterales de la dirección en perjuicio de los trabajadores y el incumplimiento flagrante del convenio colectivo en distintos puntos que hace que se vulneren importantes derechos laborales".

Único almacén de distribución

Entre esos incumplimientos, el sindicato se ha referido a la negativa a reconocer las categorías profesionales estipuladas y pago atrasos nocturnidad en vacaciones, al tiempo que ha asegurado que, por parte de la Dirección de H&M, se aplica la categoría más baja, mozo de almacén, y no se reconocen las distintas funciones que los trabajadores realizan, lo que supondría otra categoría profesional con el consiguiente menoscabo retributivo.

Asimismo, la organización sindical ha destacado que el de Torrejón de Ardoz es el único almacén de distribución de H&M de España y que se encarga de la distribución y suministros de España y Portugal. La plantilla está formada 318 personas contratadas por H&M y las contratadas a través de empresas de trabajo temporal.

Paros de 24 horas

A finales de abril y comienzos de mayo, los trabajadores convocaron dos jornadas de paros de 24 horas.  Los sindicatos han señalado que los intentos de la parte social de llegar a acuerdos hasta en dos ocasiones en el Instituto Laboral de la Comunidad de Madrid no han resultado fructíferos, por lo que no comprenden la actitud que ha mantenido la empresa frente a este conflicto.

De esta forma, los sindicatos instan a alcanzar con la dirección de la compañía un "acuerdo interno" para "mejorar esas condiciones", ya que han precisado que no se trata de cambiar el convenio colectivo, sino de que estos trabajadores logren unas condiciones acorde con el resto de los empleados.