Ángel del Valle sigue provocando malestar en Duro Felguera.

Ángel del Valle sigue provocando malestar en Duro Felguera.

Empresas

Los trabajadores de Duro Felguera arremeten contra Del Valle por pedir concurso

Muestran su preocupación por el nombramiento de Antonio Guerrero Camps, experto en procedimientos concursales.

El comité de empresa de Duro Felguera ha manifestado "su gran preocupación y total repulsa" por la intención de declarar concurso de acreedores por Ángel del Valle en el último Consejo de Administración, y su preocupación por el nombramiento de Antonio Guerrero Camps como consejero en representación de Inversiones Somió, al tratarse de un experto en procedimientos concursales.

Los trabajadores mostraron su preocupación por los rumores que hablan de que ambos consejeros "podrían estar detrás de la extraña solicitud de concurso necesario interpuesta judicialmente por la ingeniería ITK, que tal y como hizo constar Duro Felguera en el hecho relevante enviado a la CNMV el 2 de febrero, ni siquiera es acreedora de la sociedad".

El comité hizo énfasis en que "la grave situación actual de la empresa ha sido creada precisamente por la gestión de Ángel del Valle, con reparto de dividendos imprudentes, compras innecesarias, gastos externos desorbitados, excesiva contratación de nuevo personal con sueldos muy elevados en tiempos de crisis, y sobre todo, insuficiente capacidad de negociación que hubiera evitado, en muchos casos con alta probabilidad, los litigios en los que nos hallamos inmersos".

Asumir su responsabilidad

Creen que "el anterior presidente debería asumir su responsabilidad (entre ellas la que se deriva de su calidad de investigado en una causa penal), en lugar de obstaculizar la viabilidad de la empresa" y confían "firmemente" en su viabilidad.

"Tiene apoyo institucional, sindical y bancario, apoyo que no muestran las familias Del Valle, Arrojo y Arias, incomprensiblemente. La defensa de los puestos de trabajo y la continuidad de la empresa debería ser su objetivo número uno, además de su obligación, y esto no se consigue con una declaración concursal. Lo que por otro lado no exime a sus presuntos responsables, pues dependerá de la calificación que se pueda dar del concurso", explicaron los representantes de los trabajadores.

"El comité de empresa no va a permitir que se 'ejecute' a Duro Felguera sin luchar, estaremos muy vigilantes. Tampoco dudaremos en ejercitar cuántas acciones nos correspondan en derecho contra quienes pretendan cercenar el futuro de la empresa, máxime si las razones que les motivan fueran puramente económicas o derivadas de un vano intento de eludir responsabilidades", concluyeron.

Un consejo crítico

Duro Felguera pasa por una situación crítica, tras un consejo de administración, celebrado el pasado miércoles, en el que el anterior presidente, Ángel Antonio del Valle, reclamó al actual presidente, Acacio Rodríguez, que declarara el preconcurso de acreedores, al margen de si la banca podía o no llegar a algún acuerdo con un posible inversor.

En la demanda presentada ante el juez, Gonzalo Roces Montero, el procurador de los tribunales y de ITK, que supuestamente es proveedor de Duro Felguera, insta a declarar el concurso necesario de acreedores.

El apoyo de los bancos

En enero, Duro Felguera consiguió más tiempo para encontrar inversores que quieran hacerse cargo de la compañía. Logró un aplazamiento de la deuda hasta el mes de abril; y estuvo a punto de cerrar un acuerdo con ellos para que liberaran 20 millones de euros en avales para hacer frente a los compromisos más cercanos. 

La situación es crítica, ya que Santander, Sabadell, Caixabank y Bankia sí que apostaron por firmar esa ayuda, pero el BBVA mostraba sus reticencias, dilatando el proceso durante unas semanas. 

Y eso que se había logrado una garantía de 8 millones de euros cobrando de uno de los proyectos que desarrolla en Perú. La alternativa era conseguir este dinero con la venta de su sede en Madrid, un proceso que se encuentra paralizado en este momento.