Los supremacistas blancos durante la manifestación en Charlottesville contra la retirada de la estatua del general Lee.

Los supremacistas blancos durante la manifestación en Charlottesville contra la retirada de la estatua del general Lee. Reuters

Empresas

Twitter también fulminará en España cuentas afines a grupos de odio

La red social ya ha empezado a suspender cuentas de miembros de la extrema derecha estadounidense y británica. 

Noticias relacionadas

Twitter ha comenzado a hacer valer sus avisos del pasado mes de noviembre y ha empezado a suspender cuentas de usuarios afines a grupos de odio, tanto presenciales como puramente online, y que presentan imágenes relacionadas con el odio, como símbolos nazis.

Fuentes de la compañía confirmaron a EL ESPAÑOL que en España las normas se están haciendo cumplir de la misma forma, si bien subrayaron que no informan de las medidas adoptadas caso por caso. 

La red social favorita de Donald Trump anunció en noviembre que no toleraría a usuarios cuyos nombres de usuario, nombres de cuenta o biografías incluyen comportamiento abusivo. Frente a la relajación que había permitido que numerosos integrantes de la alt-right estadounidense y movimientos neonazis fomentasen las tensiones raciales, con casos sonados como las trágicas manifestaciones de Charlottesville, la fecha para empezar a hacer buenas sus nuevas reglas era el 18 de diciembre.

Muchos de los usuarios que se han visto sometidos a la purga han asegurado que se moverían a Gab, una red social amistosa con la extrema derecha. Entre los miembros baneados se encuentran la cuenta del grupo supremacista American Renaissance (Renacimiento Americano) y la de algunos usuarios relacionados con el grupo de extrema derecha Britain First. Lo que incluye a un usuario al que en una ocasión retuiteó Donald Trump.

Empiezan los bloqueos

“Hoy empezaremos a hacer valer los cambios en la normativa anunciados el mes pasado para reducir el contenido abusivo y de odio en Twitter (...) Las amenazas específicas de violencia o desear daño físico serio, muerte o enfermedad a un individuo o grupo de personas viola nuestras políticas, y nuestros nuevos cambios incluyen la afiliación a organizaciones que usen o promuevan la violencia contra civiles o apoyen sus causas”, explicaba Twitter en un post en su blog corporativo.

Twitter tampoco tolerará “contenido que glorifique la violencia o a los perpetradores de un acto violento”. “Esto incluye celebrar cualquier acto violento (...) Exigiremos que los tuits ofensivos sean eliminados y las violaciones repetiras resultarán en la suspensión permanente”, explicó la red social.

“Si la información de perfil de una cuenta incluye una amenaza violencia o múltiples epítetos o apelaciones al racismo o al sexismo, si incita al miedo o reduce a alguien a menos que humano, el usuario será suspendido de forma permanente. Vamos a desarrollar herramientas internas para ayudarnos a identificar a cuentas que violen estos principios para apoyar las denuncias de los usuarios”, destaca Twitter.

Esta iniciativa se produce en un contexto de presión contra la plataforma por su tolerancia con el discurso de odio. Recientemente, la compañía comenzó a eliminar la consideración de cuentas verificadas a los usuarios que violan sus políticas.