Rey Mysterio (San Diego, California; 1974) probablemente sea una figura que traslade a su infancia al hijo/a, sobrino/a o hermano/a de la persona que lee este texto. Quizás hasta produzca el mismo efecto en ella misma. El motivo no es otro que el boom que hubo del pressing catch en España a finales de los años 2000. Fue la segunda explosión de este deporte en nuestro país, donde se dio a conocer en los años 90.

Noticias relacionadas

A los Hulk Hogan, 'Macho Man' Randy Savage y The Ultimate Warrior les sucedieron los Stone Cold Steve Austin y The Rock y luego llegaron los John Cena, Batista y Rey Mysterio. Ellos y otros más (The Undertaker, Randy Orton, Triple H, Shawn Michaels...) fueron las estrellas de la Ruthless Aggression Era de la WWE, la gran empresa de wrestling del mundo.

La magia de Mysterio es que era diferente al resto. Rey Mysterio, o 'El Domador de pulgas' como le apodaba el gran Héctor del Mar, era muy pequeño (1,68 metros de altura) comparado a los gigantes del ring, volaba por encima de las cuerdas y, sobre todo, iba enmascarado. Se ganó así el cariño de toda una generación y las que vinieron después.

EL ESPAÑOL habla con Rey Mysterio, "la máscara más famosa del mundo", que a sus 46 años sigue vinculado a la WWE y atraviesa uno de los momentos más especiales de su carrera. La razón es su hijo Dominik, que en 2020 siguió los pasos de su padre y debutó en el ring. Los Mysterio sueñan con ganar el campeonato por parejas.

Han pasado 15 años desde que Rey Mysterio ganara en Wrestlemania 22 el campeonato de los Pesos Pesados e hiciera historia por su tamaño y peso. Desde entonces no ha dejado de levantar de sus asientos a los aficionados de la lucha libre por sus acrobacias aéreas, empezando por el famoso 619. Ahora quiere que el 'Booyaka booyaka' suene en Wrestlemania 37 (10-11 de abril) y comenzar el paso de testigo con su hijo.

Rey Mysterio y su hijo Dominik, en un show de WWE WWE

Quería empezar esta charla fijándome en una fecha, que es la del próximo 2 de abril, cuando se cumplirán 15 años de la primera vez que se coronó campeón de los Pesos Pesados en WWE, en Wrestlemania 22. ¿Es aquel el momento más importante de su carrera?

Es uno de los momentos más críticos y emocionales que he tenido en mi carrera por el hecho de querer tanto obtener algo tan bonito como el campeonato mundial, por romper tantos obstáculos al coronarme por mi peso, por mi tamaño, mi herencia, ser latino, un luchador enmascarado... Hay tantos atributos que vienen con ese campeonato que fue un sello muy importante en mi carrera.

¿Le podremos ver en Wrestlemania 37?

Así es. Estoy muy emocionado. Más que nada por poder pisar el escenario en un evento como Wrestlemania y ahora no solo, sino acompañado de mi hijo.

Hay muchos grandes momentos en su carrera. Hace ya 30 años, incluso más, que empezó en la lucha libre. ¿Qué diría que es lo más especial de este largo viaje?

He tenido tantas etapas muy bonitas... Acabamos de mencionar una, el poder coronarme campeón mundial, pero también entrar por primera vez a WWE, que era un sueño. Mucha gente decía que esta compañía era un mundo 'para los grandes'. Decían que jamás una persona como Rey Mysterio pisaría un ring de la WWE.

Muchas etapas tan increíbles... Como poder compartir el ring con luchadores como Eddie Guerrero, como Dean Malenko, como Undertaker. Gente con la que crecí, ya como adolescente, viéndolos luchar. Jamás, en el momento en el que les veía luchar, pensaba que algún día iba a estar en la misma empresa y compartiendo ring.

Y otra de las etapas más bonitas, que ha surgido en el último año, el poder compartir mi trabajo con mi esposa, con mi hijo y con mi hija. Poder dar el inicio a la carrera de mi hijo y poder seguir compartiendo momentos tan bonitos y tan mágicos con él.

Es bonito tener el reconocimiento de niños que ahora son adultos y sus hijos son los fans de Rey Mysterio

Para muchos niños ha sido y es un ídolo de la infancia. ¿Cómo se siente uno al ser lo más parecido a un superhéroe de carne y hueso?

Fíjate que a veces no lo asimilo. Como dicen los mexicanos: "No tomo muy en serio mi papel". Pero es bonito tener el reconocimiento de muchos niños, de muchos que lo eran y ya son adultos, que ahora tienen sus hijos y les pasan el 'toque mágico' de continuar viendo la lucha libre y decirle a su hijo "yo crecí viendo a Rey Mysterio". Ahora su hijo es el que se convierte en fan de Rey Mysterio.

Por generaciones, siguen los aficionados y esa es la parte más bonita. Me siento bendecido increíblemente por tanto cariño que recibo a nivel mundial.

Rey Mysterio y su tradicional '619' WWE

Rey Mysterio es uno de los grandes espejos donde se miran los luchadores que empiezan en México, en Estados Unidos y en el resto del mundo, especialmente los enmascarados. ¿Qué consejo le daría a todos ellos para hacer de su máscara una identidad propia?

Sucede mucho que creces siendo aficionado de alguien y, si estás en el mismo deporte, como que 'robas' un poquito del diseño de ese alguien al que admiras tanto, entiendo yo que es por admiración y por respeto. Lo más bonito de esto es crear una imagen propia y ser originales.

Ser original te va a separar del grupo de los demás. Es algo que yo hice, que funcionó para mí. Creé una imagen a través mi tío, Rey Mysterio Sr. (el original), y cuando me pasó la máscara ya empecé a hacer cosas que significaban para mí.

Mi tío antes usaba una corona en la máscara simbolizando el nombre de Rey y con el tiempo, por mi religión y porque soy creyente en Dios, le quité la corona y le puse la cruz, que se identifica con quien soy. Hay que ser originales.

Es increíble ver cómo se han ido abriendo las puertas de WWE a los luchadores latinos gracias a figuras como la suya o la de Eddie Guerrero.

Las puertas siguen abiertas. Tenemos a dos de los luchadores más carismáticos que han salido de México que son Garza y Humberto Carrillo. Es importante que nuestra gente latina sepa que las puertas siguen abiertas y están esperando a más talento latino.

Siempre le digo a Dominik: 'Tú tienes que ser más grande que yo'

Uno de los que está empezando es, precisamente, su hijo Dominik. Tuve la ocasión de hablar con él justo antes de su debut en SummerSlam y me decía que quería llevar el nombre Mysterio hasta películas o dibujos animados, ir más allá de la lucha. Es especial poder vivir a su lado este camino...

Increíble. El futuro para él no tiene límites y es muy grande. Es algo muy importante que de joven tenga esas ganas de querer sobresalir. Yo siempre le digo a mi hijo: "Tú tienes que ser más grande que yo. Tienes que hacer más de lo que yo hice porque tienes la capacidad y la noción para hacerlo". Uno como padre siempre quiere ver a sus hijos superar a sus propios padres.

¿Le veremos con la máscara de su padre?

Me encantaría. Sería el toque perfecto para poder después retirarme a gusto y saber que el legado continúa, pero no solo con el nombre sino también con algo tan tradicional, que es parte de la historia de la lucha libre mexicana y la máscara más icónica que existe en el mundo, como es poder portar la máscara y honrar a su padre.

Con su legado a las espaldas, tiene que impresionar igualmente todo lo que han hecho juntos en solo un año.

Hay veces que no puedo creer los momentos que hemos vivido en tan corto tiempo. Se me hacen increíbles su desarrollo, tan rápido, y los momentos que hemos compartido juntos. El poder estar fuera del ring viendo a mi hijo luchar por primera vez contra Seth Rollins en un evento como SummerSlam...

Son cositas que tardan un poco en registrarse. Ha sido tan rápido, en tan corto tiempo, pero luego me llegan momentos en los que estoy solo y digo "no me puedo creer todo lo que ha pasado en menos de un año". Increíble. Me siento bendecido.

Comparando sus inicios con los de Dominik, tiene que ser un extra para él contar con su apoyo, con su carrera detrás. ¿Dónde encontró usted esa figura que ahora es para su hijo?

Mi figura luchística fue mi tío. Siempre quise ser como él y heredar lo que mi tío había hecho por tantos años. El día que se me presentó la oportunidad, la tomé y corrí con ella. Era Rey Mysterio Jr. y sabía que tenía un nombre muy grande que tenía que transformar y convertir en lo máximo que yo pudiera. Mi hijo sabe y entiende la presión de poder portar el nombre de los Mysterio y creo que está haciendo muy bien su trabajo.

Él también sabe que en cualquier momento, si tiene una duda o una inquietud, puede acercarse a mí para decirme: "Papá, ¿cómo hago esto? ¿Cómo arreglo esto?". Mi tío fue muy duro conmigo y si Dominik llegara a hacer algo que a mí no me parece, soy el primero en señalarlo y decírselo: "Sabes que estás haciendo esto mal". Es muy bueno para escuchar.

Pienso seguir disfrutando los momentos con mi hijo en el ring [...] Creo que me queda un poco más de tiempo

Y para acabar, ¿hasta cuándo seguiremos viendo a Rey Mysterio sobre el ring?

Hasta ahora he estado disfrutando tanto de mi carrera... Por la pandemia, no hemos estado luchando tan consecutivamente como lo hacíamos antes, solo una vez a la semana, y eso me ha dado longitud de poder estar más tiempo activo. Pienso seguir disfrutando los momentos con mi hijo en el ring y hasta no poder convertirnos en campeones de parejas, y ojalá sea en Wrestlemania, estoy tomando los días como vienen.

Si el día de mañana me levanto y siento que ya tengo la señal de Dios de que es el momento, será el momento. Por lo tanto, ahora estoy disfrutando de los momentos y creo que queda un poco más de tiempo para mí.

[Más información: Dominik, el hijo de Rey Mysterio sigue su legado: "Quiero llevar el nombre Mysterio a otro nivel"]