Carolina Marín sigue intratable en Tailandia. La 'burbuja' de Bangkok le ha sentado a las mil maravillas y la onubense está consiguiendo rencontrarse consigo misma, con esa jugadora imparable y arrolladora que no daba opciones a sus rivales y que iba camino, si no lo era ya, de convertirse en la mejor jugadora de bádminton de todos los tiempos. 

Noticias relacionadas

Tailandia está siendo una tierra de buenas noticias para una Carolina que se ha marcado este 2021 y los Juegos Olímpicos como el gran reto de su carrera. La onubense quiere morder el metal dorado sea como sea y para ello se ha propuesto llegar mejor que nunca. De momento, lo está demostrando con creces. Segundo triunfo en apenas unos días y de nuevo derrotando a la número 1 del mundo. 

La taiwanesa Tai Tzu Ying va a tener pesadillas con la española. En la final de este domingo, 'Caro' venció por un marcador de 21-19 y 21-17, un resultado que muestra la igualdad del partido, pero que también indica que Marín está ahora mismo un puntito por encima, un pasito por delante. Y así se puede comprobar en la pista donde Carolina lleva ya 10 partidos consecutivos sin ceder un solo set. Eso, además de un liderazgo terrible, demuestra la enorme fortaleza mental que ha adquirido la española, capaz de resolver en los momentos de verdad, cuando los sets se acercan al final, sin que la tiemble el pulso. 

Carolina Marín ejecuta un golpe en el Abierto de Bangkok EFE

Con sus dos triunfos inmaculados en este inicio del 2021, los cuales han tenido una dedicatoria muy especial para su padre, suma 24.000 puntos a su casillero, cantidad que será clave para poder entrar en ese ansiado ránking que da acceso a los Juegos Olímpicos de Tokio como una de las 10 mejores jugadoras del mundo. 

Así fue su victoria

El partido entre ambas de este domingo nada tuvo que ver con el disputado en el primer torneo conquistado por la española. Mucho más intenso e igualado, Tai Tzu Ying comenzó llevando la iniciativa con un juego mucho más agresivo y haciendo gala de su precisión habitual. De hecho, era Carolina quien comenzaba ligeramente por detrás en el marcador. Sin embargo, la española pudo rehacerse y darle la vuelta al set en la recta final, consiguiendo ganar la segunda mitad de la primera manga por cuatro puntos, gracias a un parcial abierto de 6-0. Al final, Carolina remataba la faena en su tercera opción de triunfo con el 21-19. 

Carolina Marín celebra la victoria en un set EFE

La segunda manga, aunque también dentro de la igualdad, fue otra historia. Marín comenzó mucho más metida y con confianza, moviendo de un lado a otro a su rival y buscando hacer daño en su desgaste físico al venir de dos encuentros consecutivos jugados a tres sets. 'Caro' llegó al ecuador con una ventaja de 11-4 que terminó siendo decisiva para alzarse con el triunfo sin volver a ceder un solo set como ya hiciera en el primer Abierto de Bangkok. A pesar del empuje final de Tai Tzu Ying, la victoria ya estaba en el bolsillo de Carolina, que remató la faena con un 21-17 final para poder gritar, a gusto, como a ella le gusta, y celebrar su segunda victoria consecutiva. 

Tras su victoria, Carolina se mostró muy feliz por el rendimiento mostrado estos días: "Estoy muy contenta, la verdad, con cada uno de los partidos que he jugado aquí y con esta nueva final ante Tai Tzu Ying, la número uno del mundo. De nuevo hemos conseguido la victoria. Muchísimas gracias a todos por el apoyo. Gracias a todo mi equipo por seguir apoyándome y seguir a mi lado. Esta medalla es de todos".

El siguiente objetivo de la onubense llegará en tan solo unos días en el tercer torneo que se disputará en la 'burbuja' de Bangkok y que serán las Finales del World Tour, el equivalente a las ATP Finales del tenis y donde se darán cita las mejores jugadoras del mundo. Allí, Carolina espera cerrar su triplete y su gran comienzo de año 2021 que, pase lo que pase, ya ha empezado de una forma increíble. 

[Más información: Carolina Marín: "Solo firmo el oro en el Mundial y los Juegos Olímpicos"]