El nuevo rey ha llegado. Saúl 'Canelo' Álvarez lleva ya varios años en la élite del boxeo, pero es ahora cuando parece que su reinado se va a establecer en el tiempo. La victoria ante Callum Smith coloca al mexicano como el mejor boxeador libra por libra y ahora se abre ante sí un abanico de posibilidades para revalidar su condición como número uno.

Noticias relacionadas

19 centímetros de diferencia entre uno y otro no fueron suficientes para mermar al de Guadalajara dentro del cuadrilátero. Canelo se llevó las tarjetas a favor de 119-109, 119-109 y 117-111. Una superioridad que muchos han utilizado para criticarle y asegurar que Callum Smith no se encontraba bien y que todo parecía sospechosamente preparado.

Sin embargo, el mexicano dominó en el ring y ganó con un gran repertorio de golpes, dejando así a Smith sin poder sumar un nuevo triunfo a su marca de 27 victorias consecutivas, 19 de ellas por KO, acabando con su invicto. Canelo se hizo así con el cinturón de la Asociación Mundial de Boxeo, que añade al del Consejo Mundial que ya poseía. Todo ello para un récord de 54 victorias, una derrota y dos empates.

Canelo Álvarez, durante el combate ante Callum Smith Reuters

"Es uno de mis mejores triunfos, me siento fuerte en este peso, lo demostré con el número uno que era Smith. Me siento mejor que nunca", afirmó Canelo tras imponerse en el ring. Además, mandó un aviso a propios y extraños: quiere más. "Estuve trece meses sin pelear y se sintió la inactividad, pero estamos contentos con el trabajo que hicimos. Viene lo mejor, me siento maduro y fuerte", aseguro el púgil.

Plan en 2021

Su dominio en el cuadrilátero ante Smith se comprueba con el dato de que conectó un 43 por ciento de los golpes. El inglés lanzó más, pero tuvo un porcentaje menor de acierto. Canelo ha mejorado su defensa y dejó inactiva la mayor envergadura de su rival dando un paso atrás que desequilibró a Callum. La versión mejorada del mexicano invita a soñar y proyectos tiene para este nuevo año.

"Quiero unificar en este peso, fue el primer reto y vamos por los demás; quien esté en las 168 libras iremos por él", dijo Saúl Álvarez después del combate. Vamos a seguir haciendo historia, esta es la época del 'Canelo'; estuve 13 meses sin pelear, pero hice un buen trabajo ante un gran peleador", añadió el de Guadalajara, quien dejó claro que pretende "seguir siendo el mejor".

Saúl 'Canelo' Álvarez, con los cinturones de campeón del súpermediano Reuters

No parece que habrá que esperar mucho para verle de vuela en el ring. Su siguiente combate apunta a ser contra Avni Yildirim. Esta pelea es una especie de pacto al que se llegó con la WBC antes de la pelea entre Canelo Álvarez y Callum Smith. Se puso el cinturón en juego con la condición de que el ganador se enfrentase al boxeador turco. "Canelo vs. Yildirim, en febrero, fue el acuerdo con el WBC. Me gustaría que fuese en México", explicó Eddy Reynoso, entrenador del mexicano, a ESPN.

Sin embargo, el plan de 2021 no se queda ahí. Nombres como los de Billy Joe Saunders, campeón de la WBO, o de Caleb Plant, de la IBF, también están sobre la mesa. Cualquiera de estos duelos no se llevaría a cabo hasta mayo, probablemente. También se habla de Gennady Golovkin, un rival que le 'pone' a Canelo ya que, como él mismo dice, "se mueve para buscar retos".

El intrusismo

"Estoy abierto a enfrentar a cualquiera. Quien sea que pueda ser bueno para entretener a los fans. He probado que puedo pelear contra los mejores; pero si se tiene que dar la pelea de Golovkin para que la gente disfrute una gran pelea, está bien. Pero quiero dejar en claro que yo sí enfrento grandes retos", afirmó un Canelo que dice 'sí' al espectáculo, pero no a cualquier precio.

Aunque se suele decir que es mejor no decir 'de esta agua no beberé', el mexicano se ha mostrado de lo más rotundo en su crítica a los hermanos Jake y Logan Paul. Al igual que Dana White en la UFC, Canelo Álvarez denuncia el intrusismo: "Se trata de dinero. No creo que estemos de acuerdo en que las personas que son jugadores de baloncesto, que son youtubers, obtengan licencias. Ya sabes, no critico (a los hermanos Paul). Este es un deporte muy arriesgado, y si vas allí, es muy arriesgado".

Para el púgil, lo que hacen los youtubers Jake y Logan Paul es una "falta de respeto" a la profesión: "Realmente creo que es una falta de respeto. Todo se basa en dinero. Todo es por dinero. Estoy enfocado ahora en otros proyectos. Tengo otras cosas en marcha, y lo invitaría a una sesión de entrenamiento para que sepa de qué se trata. Para los verdaderos luchadores, creo que es una falta de respeto".

[Más información - 'Canelo' Álvarez, el rey del súpermediano: tumba a Calum Smith y buscará unificar el peso]